Anuncian mejoras en la seguridad infantil en los refugios

Una reforma al Código de Salud permitirá mayor flexibilidad a los padres para usar los servicios de guardería infantil a través de la ciudad
Anuncian mejoras en la seguridad infantil en los refugios
La vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos doctora Herminia Palacio en una de las guarderías beneficiadas por la reforma.

NUEVA YORK.- Unos 37 centros de acogida o guarderías infantiles que están integrados al sistema de refugios de la ciudad serán beneficiados a raíz de una enmienda que se hizo al Código de Salud, lo que permitirá mejorar la seguridad y el bienestar de los menores, se anunció este jueves.

La vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos doctora Herminia Palacio, el comisionado del Departamento de Servicios Sociales Steven Banks, la comisionada del Departamento de Salud doctora Mary Bassett y la presidenta del Concejo Melissa Mark-Viverito, junto a varias organizaciones sin fines de lucro anunciaron la enmienda que resultó del voto de la Junta de Salud de la Ciudad.

“El acceso al cuidado de niños es fundamental para las familias que viven en los refugios, ya que brinda una oportunidad para que los padres y cuidadores busquen vivienda o empleo permanente mientras estabilizan sus vidas”, dijo la doctora. Herminia Palacio.

De su parte la doctora Mary T. Bassett destacó que la principal preocupación es la salud y la seguridad de los niños pequeños que asisten a las guarderías infantiles.

“Esta enmienda asegura que los neoyorquinos más pequeños en las guarderías tengan las mismas protecciones que aquellos en los sitios regulados por la Ciudad, mientras que a la vez dan a las familias sin hogar la flexibilidad que necesitan para proporcionar cuidado infantil a sus hijos mientras toman medidas para mejorar sus vidas”, agregó la comisionada del Departamento de Salud.

La enmienda, desarrollada en estrecha colaboración con el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar y propuesta en la reunión de la Junta de Salud del 12 de junio, ampliará las regulaciones de cuidado de niños de la ciudad y la autoridad de los refugios familiares de la ciudad, y que los supervisores de cuidado de niños cumplan con los requisitos educativos.

La enmienda original había impuesto un límite semanal de diez horas al uso de los servicios de guardería infantil por parte de los padres. Después de la retroalimentación de los proveedores de servicios para personas sin hogar, la enmienda fue revisada para ofrecer flexibilidad adicional a los padres. Para una familia en los primeros 90 días en el refugio no habrá límite en el uso de los servicios. Esto permitirá que la familia se establezca y haga arreglos para el cuidado de niños fuera del refugio. Después de 90 días, el tope sería de 20 horas por semana. Finalmente, el tope puede ser modificado para familias con circunstancias especiales, tales como que no califican para cuidado infantil subsidiado, o no hay capacidad disponible en guarderías comunitarias en las inmediaciones del refugio.

Entretanto la presidenta del Concejo Melissa Mark-Viverito hizo énfasis que en los últimos años, se han visto demasiadas muertes trágicas de niños por negligencia, especialmente entre los que no tienen hogar o dentro del sistema de bienestar infantil.

“Es precisamente por eso que necesitamos una reforma ahora, y con urgencia. En nombre del Concejo, apoyamos Departamento de Servicios Sociales en sus esfuerzos por mejorar las guarderías infantiles en los albergues, y seguimos comprometidos a ayudar a aliviar de dificultades que enfrentan los neoyorquinos sin hogar, especialmente los niños”, dijo Mark-Viverito.