El pleitazo entre Trump y Tillerson que pone de cabeza a la Casa Blanca

El Secretario de Estado insultó al presidente y estaría a punto de renunciar, pero...
El pleitazo entre Trump y Tillerson que pone de cabeza a la Casa Blanca
La relación entre el secretario Tillerson y el presidente Trump parece no estar en su mejor momento.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images

Los problemas en la Casa Blanca no cesan y ahora a los conflictos entre funcionarios se suma el secretario de Estado, Rex Tillerson, quien ha tenido serias diferencias con el presidente Donald Trump al grado que, según fuentes, lo llamó “tarado” y amagó con renunciar a su puesto, uno de los más importantes en la administración federal.

Fue el vicepresidente Mike Pence quien convenció a Tillerson de no renunciar, debido al mar de problemas que vive la administración federal, tanto domésticas como en el exterior.

Sin embargo, el propio Secretario afirmó que Pence “nunca le pidió” no renunciar, porque él no estaba pensando en hacerlo, luego de la historia publicada por NBC News, que obligó a que diera una sorpresiva conferencia de prensa.

“Nunca pasó por mi mente irme”, afirmó Tillerson, luego de explicar los asuntos que está tratando en el exterior, principalmente el conflicto con Corea del Norte y el acuerdo nuclear con Irán. “El vicepresidente Pence nunca me ha persuadido” de no renunciar, afirmó.

Los problemas entre Trump y Tillerson no son nuevos, pero tuvieron un momento álgido en julio 20, después de una reunión con el equipo de seguridad nacional y otros miembros del Gabinete, cuando Tillerson, se refirió al mandatario como un “tarado”, según fuentes de NBC News.

Las diferencias sobre el manejo de la política exterior ha sido evidente en varios temas, como cuando el mandatario Trump apoyó el veto de países árabes a Qatar, pero Tillerson advirtó estuvo en contra, al considerar que el emirato estaba causando problemas humanitarios, afectando los negocios en la región y poniendo en riesgo las acciones militares en contra del autodenominado Estado Islámico.

Sobre Corea del Norte, luego de que Tillerson afirmara que Washington tenía “líneas de comunicación abiertas” con la administración de Kim Jong-un, el presidente Trump publicó en Twitter un par de mensajes donde afirmó que el Secretario “estaba perdiendo el tiempo”.

“Le dije a Rex Tillerson, nuestro maravilloso Secretario de Estado, que está perdiendo su tiempo tratando de negociar con el ‘Pequeño hombre cohete”, publicó el republicano en un primer tuit.“Ahórrate la energía Rex, haremos lo que tiene que hacerse”.

En julio, a pocos días de que Tillerson supuestamente se refiriera al mandatario republicano como un “tarado”, el funcionario se tomó unos días de vacaciones.

Eso ocurrió luego de su primera gira en Europa y Medio Oriente, que lo obligaría a “tomarse un tiempo fuera”, según la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. “Tuvo mucho trabajo, acaba de volver de un mega-viaje del extranjero… entonces, se va a tomar unos días para él mismo”.

El presidente Trump publicó un tuit rechazando la historia de NBC News y dijo que el medio debería “ofrecer una disculpa a América”.