Trump y su nuevo plan “de línea dura” contra inmigrantes

Esta semana el presidente entregará su propuesta al Congreso
Trump y su nuevo plan “de línea dura” contra inmigrantes
El presidente Trump afina su nuevo proyecto migratorio.
Foto: Ron Sachs - Pool/Getty Images

WASHINGTON – El presidente Donald Trump anunciará a lo largo de la próxima semana los “principios” que, a su juicio, debe seguir el Congreso para elaborar una reforma migratoria, aseguró su portavoz, Sarah Huckabee Sanders.

“El presidente presentará su plan para una reforma migratoria responsable a lo largo de la próxima semana”, dijo Sanders en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La portavoz precisó que Trump articulará “principios específicos” que le “gustaría ver en una reforma migratoria responsable” redactada por el Congreso.

Trump exigió en septiembre al Congreso que resolviera en seis meses la situación de 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, después de anunciar el fin del plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que frenaba la deportación de esos inmigrantes y les daba un permiso de trabajo.

El mandatario ya advirtió en septiembre que, si alcanzaba un acuerdo con los líderes del Congreso para solucionar permanentemente la situación de esos jóvenes, conocidos como “soñadores”, ese pacto estaría “sujeto a obtener enormes controles fronterizos”.

Según informó hoy la revista Politico, se espera que las prioridades que presentará Trump incluyan medidas de línea dura, además de la posibilidad de reemplazar DACA.

Entre ellas estaría, de acuerdo con la revista, un proyecto de ley que reduciría a la mitad el número de permisos de residencia permanente a lo largo de la próxima década, con la idea de que priorizar la entrada de los inmigrantes más cualificados.

Ese proyecto, que Trump ya respaldó públicamente en agosto, cambiaría el sistema de concesión de permisos de residencia permanente y eliminaría la “lotería” global que sortea visados.

No está claro que ese proyecto pueda prosperar en el Senado, donde necesitaría 60 votos y enfrenta la oposición de los demócratas y de algunos de los 52 republicanos de la Cámara Alta.

Un asesor político de Trump, Stephen Miller, se ha implicado en la elaboración del plan con la idea de que no se centre en reemplazar DACA, sino en cumplir las duras promesas migratorias que hizo durante la campaña electoral de 2016, apuntó Politico.

Trump habló en septiembre con los líderes demócratas en el Senado, Chuck Schumer, y en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo para reemplazar DACA, pero hasta ahora no se ha alcanzado ninguna conclusión.

Este lunes, un grupo de legisladores republicanos que cenó con Trump en la Casa Blanca afirmaron que no ha habido ningún acuerdo entre el mandatario y los demócratas sobre DACA, y que cualquier esfuerzo para solucionar ese tema deberá aplazarse hasta después de que se apruebe una reforma fiscal.

“Los impuestos primero y después podríamos resolver DACA”, dijo a periodistas el líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja, Kevin McCarthy, que estuvo en la cena.

Ese legislador añadió que cualquier solución para los “soñadores” se limitaría a reemplazar DACA, en lugar de aprobar el llamado Dream Act, que podría cubrir al doble de indocumentados que el programa ejecutivo impulsado por el expresidente Barack Obama.

Según McCarthy, Trump también se mostró de acuerdo en que cualquier plan sobre DACA debe incluir fondos para el muro que el mandatario quiere construir en la frontera con México, una idea a la que se opone rotundamente la oposición demócrata.