Trump asegura que Congreso intentará anular “Obamacare” en 2018

Trump tendrá que asumir las consecuencias políticas del fracaso de Obamacare
Trump asegura que Congreso intentará anular “Obamacare” en 2018
Trump lo único que quiere es borrar toda huella de Obama.

WASHINGTON- El presidente Donald Trump dijo este lunes que el Congreso, bajo control republicano, volverá a intentar anular “Obamacare” en 2018, y defendió el hachazo que dio a los  $7,000 millones en subsidios para la compra de seguros que, según expertos, perjudicará más a los trabajadores de clase media.

“Vamos a tener un voto. Creo que ya tenemos los votos, confío en que los tenemos”, dijo Trump durante una rueda de prensa en la Rosaleda de la Casa Blanca, tras  un almuerzo privado con el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

Trump reiteró su promesa de que, con su liderazgo, el país tendrá un mejor sistema de salud, y expresó confianza en que McConnell -a quien antes atacó y responsabilizó por el fallido intento contra “Obamacare”- , tendrá los votos para lograr la meta.

Según Trump, el  voto para anular “Obamacare” podría suceder a principios o mediados de 2018, en plena campaña electoral de los líderes del Congreso.

Aunque la Cámara de Representantes aprobó una medida para eliminar “Obamacare”, en el Senado los republicanos no lograron reunir los 60 votos para aprobarla con maniobras legislativas el pasado 30 de septiembre.

Asimismo, Trump dijo estar “muy contento” con su orden de eliminar cerca de $7,000 millones en subsidios para las aseguradoras que, según repitió, “estaban haciendo una absoluta fortuna bajo Obamacare”.

Por otra parte, pareció apoyar los esfuerzos de senadores demócratas y republicanos por lograr un “plan interino” de corto plazo para estabilizar las primas, “porque Obamacare es un desastre” ante el aumento en las mensualidades y los gastos deducibles.

Trump se refería a la labor de un grupo bipartidista del Comité de Salud del Senado,  encabezado por el republicano Lamar Alexander y la demócrata Patty Murray, para consensuar una iniciativa que corrija el problema con los subsidios. Una posibilidad es que la eventual medida sea incluida en un megaproyecto de gastos que deberá ser aprobado el próximo 8 de diciembre.

Desde que llegó al poder en enero pasado, Trump se ha empeñado en borrar el legado de su antecesor, Barack Obama, tanto en asuntos domésticos como en la arena internacional.

Así como Obama impulsó ciertas políticas públicas a través de órdenes ejecutivas –también por la inacción del Congreso-, ahora Trump hace exactamente lo mismo pero con la intención de eliminar toda huella del legado de su antecesor.

Al no lograr la anulación de “Obamacare”, Trump ordenó el jueves pasado la eliminación de los subsidios que el gobierno da a las aseguradoras para que, a su vez, ofrezcan seguros a bajo costo para gente pobre. Según Trump y su Administración, esos subsidios son  un “rescate” ilegal de las aseguradoras.

Eso quiere decir que, por ley, las aseguradoras tendrán que seguir dando subsidios a personas de bajos ingresos para la compra de seguros dentro de “Obamacare”, pero no podrán recibir reembolso del gobierno.

Aunque el mensaje para sus votantes es que está cumpliendo una promesa electoral, para efectos prácticos, irónicamente, la eliminación de esos subsidios terminará afectando también a su base.

Trump firma orden ejecutiva para debilitar “Obamacare”

La movida de Trump ha generado críticas de numerosos legisladores y gobernadores de su partido, mientras que los demócratas no se cansan acusarlo de “sabotaje”, una queja que comparten numerosos grupos cívicos y organizaciones médicas en todo el país.

“El presidente de EEUU prometió más acceso, cobertura asequible. Esto hace lo opuesto”, afirmó la legisladora republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, quien se jubilará el próximo año.

Las aseguradoras ya habían aumentado sus primas en un 20% este año y, según Karen Politz, analista de la Fundación de la Familia Kaiser (KFF), volverán a aumentar los precios en 2018 al no recibir reembolso del gobierno.

Las personas de bajos recursos seguirán recibiendo créditos tributarios para la compra de seguro, en particular los llamados “planes de plata” dentro de “Obamacare”, y quienes viven en estados que ampliaron el “Medicaid” tampoco sentirán el impacto.

El problema será para las personas de clase media con planes individuales, y para las que están en el “intercambio de seguros” pero que no reciben subsidios de ningún tipo.

Una encuesta de “KFF”  indicó hoy que la mayoría de los estadounidenses rechaza la eliminación de los subsidios y apoya esfuerzos bipartidistas para mejorar Obamacare, no desmantelarlo.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) ya había advertido en agosto pasado que la eliminación de los subsidios a las aseguradoras provocaría un aumento del 20% en las primas en 2018, que incrementaría por un millón el número de personas sin cobertura médica ese mismo año, y que el déficit subiría por  unos $194,000 millones en la próxima década.

El temor es que, además de aumentar las primas, las aseguradoras también impongan más restricciones en los servicios y tratamientos que cubren, lo que causaría un “efecto dominó” en todo el sistema de cuidado de salud.

La pérdida de cobertura médica podría acarrear graves consecuencias para las finanzas de un hogar, especialmente entre personas con condiciones médicas preexistentes.

No está claro que ambos partidos logren un acuerdo sobre los subsidios, tomando en cuenta la desconfianza de los demócratas, que acusan a los republicanos de insistir en diluir las protecciones para los pacientes bajo “Obamacare”.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer, afirmó hoy que su bancada apoya la estabilización de los mercados y busca un acuerdo bipartidista para que las primas se mantengan a un nivel bajo para millones de estadounidenses. 

“Tengo esperanza de que estemos cerca de un acuerdo que deje en claro que no tenemos intención de apoyar los esfuerzos de sabotaje del presidente. Si él ahora apoya un acuerdo que estabilice y mejore el sistema actual bajo el Acta de Cuidado Asequible (Obamacare), desde luego damos la bienvenida a ese cambio de parecer”, dijo Schumer.

 

La semana pasada, Schumer advirtió de que Trump tendría que asumir las consecuencias políticas del fracaso de Obamacare.