Desarticulan red que promovía peleas de perros

La "Operación Bloodline" llevó al arresto de tres personas y el rescate de 36 pitbulls
Desarticulan red que promovía peleas de perros
Los canes rescatados estaban encadenados y en condiciones deplorables. /fiscalia general

NUEVA YORK.-Una operación encubierta llevó a las autoridades neoyorquinas al arresto de varios miembros de una red que se dedicaba a promover peleas de perros de forma clandestina. Los sangrientos combates entre canes, resultaban un lucrativo negocio a costa de la explotación de los animales.

En el marco de la investigación, llamada “Operación Bloodline”, la Policía del Condado de Suffolk, Long Island junto un grupo especial de la Fiscalía General del Estado logró el arresto de tres personas y el rescate de 36 perros de raza pitbull.

En rueda de prensa el fiscal general Eric T. Schneiderman y el Comisionado de Policía del Condado de Suffolk Timothy Sini hicieron el anuncio de la desarticulación de la red que ilegalmente promovía peleas de perros en la cual, se alega, los acusados participaron activamente en la cría y entrenamiento de los Pit Bull Terriers (“Pit Bulls”).
“Las peleas de perros son una forma obscenamente cruel de abuso de animales que tortura a los animales y pone en peligro la seguridad del público. Es bárbaro, despreciable e ilegal”, dijo Schneiderman.

De acuerdo a información facilitada por la oficina del fiscal general, la “Operación Bloodline”, fue conducida por el Grupo de Trabajo Contra el Crimen Organizado del Fiscal General (OCTF) y el Departamento de Policía del Condado de Suffolk y contó con la asistencia del Equipo de Investigación de Crueldad Animal del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (ASCIS), así como por la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales.
“Ningún animal debería verse obligado a luchar hasta la muerte para entretenimiento y ganancias de humanos, o criado y entrenado para ese propósito. Estamos comprometidos a terminar con este cruel deporte sangriento y seguiremos haciendo rendir cuentas a los abusadores”, insistió el fiscal general.

Entre tanto el comisionado de la policía del condado de Suffolk dijo que su departamento continuará tras las personas que tengan la creencia equivocada de que tienen derecho a golpear, mutilar y asesinar a animales inocentes.

No hay lugar en nuestro condado o sociedad para tales actos de abuso inhumano hacia cualquier animal y especialmente con fines de lucro. Nuestro departamento se compromete a buscar a los perpetradores involucrados en las pelease de perros y la crueldad con los animales, y a trabajar con nuestros aliados estatales y locales encargados de hacer cumplir la ley para presentar cargos en la máxima medida que la ley lo permita”, declaró Sini.
Se reveló que a partir de marzo de 2017, el OCTF y el departamento de Policía del Condado de Suffolk (SCPD) lanzaron la “Operación Bloodline” después de recibir varias denuncias sobre peleas de perros clandestinas en Long Island.

Según las autoridades, a partir del 28 de septiembre y hasta el miércoles por la tarde, los investigadores ejecutaron órdenes de allanamiento en dos localidades del condado de Suffolk: 38 Birch Street y 135 Irving Avenue, ambas en Wyandanch, obteniendo evidencia y rescatando a 36 pitbulls (con edades de entre una semana y siete años). Los fiscales alegan que la red de peleas de perros había estado operando en esos lugares y en otras partes del condado de Suffolk desde al menos marzo, cuando comenzaron la investigación.

Los arrestados

Los primeros tres arrestados responden a los nombres de: Richard Davis, 34, de residente del 38 Birch Street, Martin Newkirk, 49, del 135 Irving Avenue, y Taikeem Wheeler, 26, del 165 N. 26th Street, en Wyandanch.

Los tres fueron arrestados el miércoles y acusados este jueves de múltiples delitos: Violación de la prohibición de lucha animal en violación de la Ley 351 (2) (b) del Departamento de Agricultura y Mercados del Estado de Nueva York, conspiración y otros delitos relacionados con la crueldad animal.
“Las peleas de perros son un acto bárbaro que explota la naturaleza confiada de animales inocentes y los condena a una vida de violencia y sufrimiento para beneficio humano”, dijo Matt Bershadker, presidente y consejero delegado de ASPCA.

Las autoridades dijeron que los 36 pitbulls estaban prácticamente encarcelados en condiciones deplorables, atados a cadenas pesadas y separados entre sí, sin alimentos visibles ni agua potable, y con lesiones producto de peleas anteriores. Uno tenía una pierna delantera rota no tratada y otra tenía un peso significativamente inferior al normal.
La policía recuperó numerosa parafernalia de peleas de perros que demuestran la sofisticación del supuesto entrenamiento y crianza de estos perros por parte de los arrestados Wheeler, Davis y Newkirk.

De acuerdo al reporte policial, los promotores de las peleas de perros a menudo ganan dinero vendiendo perros de fuertes “linajes”, descendientes de otros luchadores exitosos.
Las peleas de perros es un crimen en los 50 estados. En Nueva York, las peleas de perros y la cría y entrenamiento de perros con ese fin son delitos graves, y cada cargo conlleva una pena máxima de cuatro años en la cárcel y una multa de $ 25,000. Los criadores de pitbulls venden la descendencia de pitbulls por más de $1,600 por cachorro. Las luchas mismas a menudo son mortales, con los propietarios y los espectadores haciendo apuestas sobre los resultados.

Iniciativa de protección animal

En mayo de 2013, el Fiscal General anunció su Iniciativa de protección animal, que incluía el objetivo de acabar con los anillos de lucha de animales en todo el estado. Los neoyorquinos pueden proporcionar pistas anónimamente sobre posibles redes de peleas de animales o denunciar el abuso de los animales llamando al 1-866-697-3444. Para obtener más información sobre la Iniciativa de Protección Animal del Fiscal General Schneiderman, visite http://www.ag.ny.gov/animals

Los perros los utilizaban para peleas. /Fiscalía General