El área poco conocida de USCIS que tiene en la mira a viajeros e inmigrantes

Su creación no es reciente, pero su actividad cobra mayor importancia ahora
El área poco conocida de USCIS que tiene en la mira a viajeros e inmigrantes
La vigilancia en aeropuertos de EEUU ha aumentado.
Foto: Joe Raedle/Getty Images

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) revisa las redes sociales de viajeros e inmigrantes, a fin de descartar que cometan fraude de identidad o que tengan actividades que puedan representar un peligro para los Estados Unidos.

Este tipo de vigilancia, aunque trascendió que era una nueva actividad, se trata de una política iniciada en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

De ese modo, la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) creó un área especial que controla los datos de redes sociales que agentes de CBP y de ICE obtienen de los viajeros y los inmigrantes, a fin de evaluar su contenido e integrar los perfiles a los archivos que se tienen de esas personas.

“USCIS también ha creado una División de Redes Sociales”, confirmó Steve Blando, portavoz de USCIS. “(Está) dentro de su Dirección de Detección de Fraude y Seguridad Nacional (FDNS)”.

El personal que revisa los datos recibe una capacitación especial, para determinar si lo que encuentra tiene un impacto en la seguridad pública de EEUU.

“El DHS, en su capacidad para hacer cumplir la ley y para el proceso de inmigración, tiene y continúa monitoreando las redes sociales disponibles públicamente para proteger la patria”, agregó Blando. “A través de un programa que comenzó en 2012, funcionarios especialmente capacitados acceden a las redes sociales disponibles al público para determinar si un individuo es elegible para un beneficio de inmigración”.

Blando señaló que hay una análisis de los datos, principalmente en el caso de los nuevos inmigrantes, para ayudar a determinar si es elegible de para un beneficio migratorio.

“Si la información que se encuentra es relevante e impacta a la adjudicación (de nuevo estatus migratorio)”, señaló el funcionario, se integraría “como evidencia”.

Luego de que informara que el 18 de octubre iniciaría un nuevo proceso de revisión de redes sociales de viajeros a EEUU y de nuevos ciudadanos, el DHS, a través de la vocera Joanne Talbot, indicó que se trata de una política iniciada hace cinco años con fines de seguridad contra el terrorismo, principalmente, pero también contra quienes busquen cometer fraudes migratorios.

“El propósito de CIS (en referencia a USCIS) es almacenar la información electrónica histórica de un inmigrante y no inmigrante”, se explicó vía correo electrónico. “(Se) mantiene información sobre los individuos de interés para el gobierno de los Estados Unidos con fines de investigación”.