El “gran detalle” que podría hundir al yerno de Trump

Jared Kushner es uno de los personajes en la mira por sus lazos con Rusia

El “gran detalle” que podría hundir al yerno de Trump
El esposo de Ivanka Trump no informó todas sus relaciones financieras.
Foto: Win McNamee/Getty Images

La situación para Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump, se complica cada vez más en la Casa Blanca, debido a su relación con el gobierno ruso, lo que incluso ha derivado a que el padre de su esposa Ivanka, comience a darle la espalda.

Kushner ya es investigado por el Congreso y el fiscal especial Robert Mueller por sus reuniones con el Embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak –con quien, entre otras cosa, discutió el pasado diciembre “la posibilidad de abrir un canal de comunicación secreto con el Kremlin” pero ahora su situación podría ser más comprometedora, al revelarse que no informó de sus lazos comerciales con una empresa ligada el gobierno de Vladimir Putin.

El asesor de la Casa Blanca “no reveló los lazos comerciales con un oligarca ruso cuyos bolsillos ayudaron a las instituciones del gobierno ruso a invertir en Facebook y Twitter”, indica una investigación de The Guardian. “Un banco respaldado por el Kremlin y el brazo financiero de la empresa estatal de petróleo y gas Gazprom realizó grandes inversiones en las compañías de medios sociales a través de Yuri Milner, un magnate de la tecnología ruso”.

Esa información fue revelada con base en documentos filtrados al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre paraísos fiscales de millonarios, que forman parte del Paradise Papers.

“El dinero fluyó a través de vehículos de inversión controlados por Milner, quien también invirtió en una startup en Nueva York que Kushner es copropietaria de su hermano”, indica el reporte de The Guardian. “Kushner inicialmente no reveló su propia participación en la startup, Cadre, cuando se unió a la Casa Blanca de Trump”.

Las instituciones financieras estatales a las que Milner asistió se utilizan a menudo para “proyectos políticos favoritos” del presidente ruso Putin, dijo Alexander Vershbow, ex embajador de Estados Unidos en Rusia.