Una carrera para recordar: El Maratón de Nueva York 2017

El Maratón es un crisol multicultural, con el 37 por ciento de los corredores de 125 otros países
Una carrera para recordar: El Maratón de Nueva York 2017
Corredores al marcador de 400 metros desde la meta en Central Park.
Foto: Vanessa Swales / NYCNews Services

Nueva York-. Casi no se oía ruido alguno en Central Park a las 4:00pm. Las nubes se agolpaban sobre la ciudad y gota a gota la lluvia no cesaba. El suelo estaba mojado, sellado por miles de huellas de todas las formas y colores, de diferentes orígenes y nacionalidades.

A lo largo del día se habían mezclado durante las 26,2 millas de hormigón y tierra, en su multitud con un solo trayecto, la línea de meta del Maratón de Nueva York de 2017. Era la meta, pero para muchos corredores marcaba el inicio de sus propias historias.

Hace casi un año desde que Donald Trump ganara la carrera presidencial. A pesar de su presidencia con su retórica antiinmigratoria y sus propuestas para la construcción de un muro en la frontera, el Maratón sigue siendo el crisol multicultural y multinacional más conocido del mundo.

Cheryl Walpol con su cartel que dice “Vas a mejor ritmo que nuestro gobierno”, en Bedford Ave., Brooklyn (Isvett Verde/ NYCNews Services)

De los 50.000 corredores estimados que han participado este año en el maratón, el 37 por ciento no es estadounidense, según el organizador del Maratón, New York Road Runners. Para muchos de los corredores es su primera vez en la Gran Manzana y están conociendo la ciudad gracias al Maratón. Entre los top 10 corredores de los grupos elites masculino y femenino, sólo 9 de los 20 corredores son de los EEUU. Los demás vienen de Kenia, República Checa, Italia, Etiopia, Suiza, Países Bajos y Bélgica. Aquí gana la diversidad.

“Crecí aquí en Nueva York. Y para mí, correr por todos los barrios y poder ver la diversidad y las diferencias de cada barrio, es un subidón”, dijo Roger Mendoza, de 31 años, representante de Queens en el Foot Locker Five Borough Challenge. Durante este concurso de Foot Locker, los representantes de cada barrio corren juntos las primeras 13,1 millas y luego compiten entre ellos para llegar a la meta el primero.

Mendoza tuvo la oportunidad de representar a Queens, aunque hace 10 años se hizo pedazos su pie. El médico dijo que después de la cirugía siempre iba a cojear y nunca más podía correr. “Estaba empeñado en demostrar que la medicina estaba equivocada,” dijo Mendoza.

Hoy con 12 tornillos en su pie, terminó su segundo maratón en Nueva York.

“Obviamente yo me crié en Nueva York, pero nunca tuve la oportunidad de conocer a Nueva York. Voy a conocer hoy a Staten Island, Brooklyn, Queens, paso por el Bronx muy emocionado por pasar por el Bronx,” dijo el cantante estadounidense-dominicano, Prince Royce, 28, que ya vive en Miami.

A través de todo la ciudad, los espectadores gritan por la calle, animando a los corredores. Varias personas gritaron “¡Puerto Rico!” cuando pasaban por al lado de los boricuas de Chewi Runners. De repente. un italiano se detuvo para tomarse una foto con ellos. Sin duda, las culturas se mezclaban y las nacionalidades no importaban.

“Qué lindo se ve, la calle llena de tanta gente, de tanta alegría”, dijo Jesus Alvarez, un vendedor guatemalteco de algodón de azúcar en Bedford Ave., Brooklyn.

“Es magnífico experimentar la belleza de estos barrios. A veces parece que hay mucho que nos divide, pero hoy no ha sido así”, dice el Padre Nathan Haverland, de 34 años, un cura católico de Kansas aficionado al atletismo que corre recaudando fondos para Catholic Charities USA.

Not even sure how to describe it but thank you to all who supported me and thank you New York. #2017nycmarathon #wmmajors

A post shared by Fr-Nathan Haverland (@fr.haverland) on

La línea de inicio marcaba el final de meses de entrenamiento. La lluvia comenzaba a caer y los corredores se acurrucaban entre sí para mantener el calor mientras observaban el largo recorrido que tenían frente a ellos.

Alberto Ortiz con su atuendo de guerrero azteca en la milla 21. (Maite Hernández/NYCNews Services)

En Staten Island, vestido como guerrero azteca y con la imagen de la Virgen de Guadalupe en su dorsal, Alberto Ortiz, de 39 años, fue llamativo con su mensaje: “En lo personal, como soy mexicano es parte de mi cultura y nuestra descendencia. Con mi imagen de la Virgen de Guadalupe represento a mi religión. En este país que existe libertad de expresión, trato de expresar mi fe”.

Dorothy Carlow (derecha) y las chicas de Foot Locker Five Borough Challenge con Meb Keflezighi. (Vanessa Swales/ NYCNews Services)

“Cuando cruzas el Verrazano Narrows Bridge, se ve a la izquierda la Estatua de Libertad y se sabe que representa la libertad y la justicia para todos,” dijo Dorothy Carlow,  de 39 años, la representante de Manhattan en el Foot Locker Five Borough Challenge.

Esta es la esperanza para muchos de estos corredores: la libertad. Aún cuando terminaron el maratón, siguen sus propios esfuerzos en la lucha para alcanzar este derecho.

Isvett Verde, Claudia Irizarry Aponte, Sofia Cerda Campero, Itzel Castro, Hernan Goicochea, Maite H. Mateo, Estephani Cano Martínez, Caroline Mercado, Sindy Nanclares, Píter Ortega, Eliana Perez, Juan García Silva, y Vanessa Colón Almenas contribuyeron con el reporteo.