Donald Trump quiere regresar a los años en que este país elegía a sus inmigrantes por raza

Así lo asevera Hiroshi Motomura, profesor de UCLA y uno de los principales expertos en historia de la ley migratoria en este país, al hacer balance de los primeros diez meses de acciones presidenciales
Donald Trump quiere regresar a los años en que este país elegía a sus inmigrantes por raza
Donald Trump ha hecho de la persecución y vilificación de los inmigrantes la clave de su relación con los votantes que lo favorecieron (Foto: Getty)
Foto: Getty Images

La política migratoria de Donald Trump en los diez meses que lleva en la presidencia de Estados Unidos muestra señales de querer volver al período antes de 1965, cuando este país discriminaba abiertamente por raza u origen étnico en sus decisiones sobre quién era o no el inmigrante deseable, dijo este viernes  uno de los principales expertos en la historia de la ley migratoria en Estados Unidos.

“Donald Trump quiere regresar en el tiempo”, dice Hiroshi Motomura, profesor de leyes de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA). “La idea es satisfacer a su base de votantes y mientras más fallos tenga en otros temas, mientras no pueda aprobar las leyes que quiere, más va a intentar mantener el apoyo con medidas duras en inmigración”.

Motomura es autor de varios libros sobre la historia de la inmigración es una de los expertos más capacitados para hacer un juicio histórico de las medidas de Trump.  La influencia del catedrático es amplia y profunda, habiendo enseñado en varias universidades en Estados Unidos, testificado ante el Congreso, asesorado a organizaciones de ley migratoria y recibido numerosos premios.

La Opinión lo entrevistó a Motomura este viernes para hacer balance del gobierno de Trump y sus decisiones sobre el tema migratorio.

Esta es una transcripción -editada para hacerla más legible- de la entrevista.

¿Cuál es su balance de la acciones del gobierno de Trump sobre la ley y aplicación de políticas migratorias en estos primeros 10 meses?

Trataré de ser objetivo, porque siendo subjetivo, debo decir que estoy muy preocupado por el rumbo que lleva. Objetivamente, está claro que ha convertido a inmigración en una de las áreas más importantes de su gobierno y ha enfatizado la acción policial y restrictiva.

Por ejemplo, su plan de cambiar el sistema de inmigración legal muestra una intención de alejarse del principio básico de reunificación familiar que ha sido una constante del sistema estadounidense en las últimas décadas. Quiere volver a los años previos a 1965. Segundo, se ha enfocado en ciertos países, en particular algunos con mayoría musulmana. Tercero, ha reducido el reconocimiento de refugiados. Cuarto, ha aumentado la persecución de inmigrantes en la frontera y el interior.

La idea principal de esta última política es la de crear el temor en las comunidades inmigrantes, creando incertidumbre y permitiendo a los agentes de ICE que actúen como mejor les parezca.

¿Cómo juzga todo esto en el contexto histórico de este país?

Antes de 1965, las leyes de inmigración de Estados Unidos eran más explícitamente restrictivas por raza u origen étnico. La inmigración que estas leyes favorecían era la del norte de Europa. Lo que tenemos ahora es un intento de regresar a esta visión de un país más blanco, más anglo, en el que los inmigrantes de América Latina en particular son usados y descartados.

Es por eso que su  táctica es la de impedir que estas comunidades se sientan seguras o confortables en este país. La idea es regresar el país a la primera mitad del siglo 20. Y esto no lo esconden. Lo dicen abiertamente.

¿Cuál cree que sea el futuro de su veda de viaje contra países musulmanes que las cortes han coartado en varias oportunidades?

Es muy difícil de predecir pero en base a lo que los tribunales  y la Corte Suprema han dicho creo que es probable que parte de la veda quede en vigor, sobre todo para las personas que no tienen lazos familiares en los Estados Unidos.  Por eso es que la Corte Suprema no permitió que esas limitaciones se impusieran sobre personas con familiares aquí.

No obstante en esto como en otras decisiones de Trump sobre este tema, el gana aún cuando pierda porque esta es una medida que se tomó para cumplirle a sus votantes una promesa que les hizo en la campaña.  El gobierno puede lograr el mismo efecto de su veda usando “extreme vetting” (escrutinio extremo) a personas que entran al país.

¿Cree que se aprobará un Dream Act (para los jóvenes inmigrantes)?

Creo que estamos ante la mayor posibilidad de ello que ha existido desde 2013, lo cual es irónico. Pero creo que la clave es el precio que habrá que pagar a cambio de darle un estatus a esos jóvenes y qué tanto el otro lado está dispuesto a ceder en más medidas policiales y restrictivas.

Los activistas pro inmigrantes y los demócratas están divididos en este sentido, porque muchos no van a aceptar un intercambio que signifique más deportaciones y redadas.

El gobierno de Trump ahora está cancelando y considerando cancelar a grupos con Estatus Temporal de Protección (TPS). ¿Qué piensa de esto?

En su historia, Estados Unidos ha aceptado temporalmente a ciertos extranjeros, sea porque necesitan protección o porque los quieren para trabajar. Es una política migratoria muy común y también lo es que parte de esas personas quieran quedarse porque, así es la experiencia humana. Después de mucho tiempo en un lugar, la tendencia es a permanecer y hacer raíces.

De todas formas, las etiquetas de “temporal” y “permanentes” son usadas en forma superficial. Hay mucha gente con residencia permanente que decide regresar a sus países. Así ha pasado con muchos ítalo-americanos y con coreanos, que han vuelto por diversas razones.

¿Cuántas veces en la historia este país ha deportado a millones de personas en un período corto de tiempo? (Este es el plan de Trump, aunque hasta ahora no se ha realizado ya que las deportaciones han bajado respecto al año anterior, a pesar de subir los arrestos).

Obama aumentó mucho las deportaciones en comparación a anteriores presidentes. Pero eventualmente puso límites prácticos a todo esto y ciertas prioridades. Pero hoy en día deportar se está volviendo más difícil porque hay mucho dinero invertido por fundaciones e individuos que están haciendo lo posible por dar a los inmigrantes una representación legal y esto permite que las deportaciones tengan un proceso más justo.

Creo que Trump tendrá más éxito si decide implementar la “deportación rápida” (sin pasar por la corte) que hasta ahora se ha usado en forma limitada, para que ciertos grupos de personas no puedan pelear en la corte. Ahora se aplica a recién llegados y a personas arrestadas a 100 millas de la frontera, pero el plan es aplicarlo en todo el país y a personas que tienen hasta 2 años aquí.

Si hacen eso, podrá deportar a muchísimas más personas, aunque está claro que habrá demandas legales.  Y de igual manera, ganará aunque pierda porque anunciar estas medidas es la forma de mantener contenta a la base votante que aún le queda.