Los muchos beneficios del regateo en línea

Para obtener un mejor precio en electrónicos, tendrás más éxito regateando en línea que en las tiendas, dice la encuesta de CR

Guía de Regalos

Los muchos beneficios del regateo en línea
Pon en práctica estos tres pasos y obtendrás lo que quieras al precio esperado.
Foto: Pexels

Odio pagar el precio completo de cualquier cosa. Pregúntales a mi familia y amigos.

Sin embargo, no soy el tipo de persona que junte cupones o lea los anuncios en el periódico del domingo. Prefiero negociar para obtener una oferta. Y en estos días, eso es mucho más fácil, gracias al regateo en línea.

En una reciente encuesta de Consumer Reports sobre tiendas de electrónicos, el 69% de los compradores en línea que buscaron negociar un mejor precio al comprar un televisor, computadora u otro producto electrónico obtuvieron una reducción en el precio. En contraste, solo el 59% de los compradores en tiendas lo lograron. Los regateadores en línea también recibieron un descuento mayor, en promedio ($94 dólares) que sus contrapartes de las tiendas ($84 dólares).

Michael Parrish DuDell, un experto en ventas minoristas del servicio de búsqueda de ofertas CouponFollow, dice que muchas personas prefieren regatear en línea. Para algunos simplemente es más conveniente. Para otros es más fácil comunicarse por Facebook, Twitter o un servicio de mensajes de un sitio web que hacerlo por medio de una conversación cara a cara.

DuDell dice que las compañías que venden productos caros como muebles, electrónicos y ropa a menudo están abiertos a negociar. Entre estas se incluyen Dell, Hewlett Packard y Sierra Trading Post. Una forma de identificar a otras es buscar tiendas que a menudo ofrecen códigos de cupones.

Aquí hay algunos otros consejos basándome en mi experiencia como un ávido negociador en línea.

Haz tu tarea

Para cualquier negociación, ayuda que planifiques por adelantado. De hecho, a menudo yo preparo un borrador del guión antes de comenzar a negociar, aún cuando esté planeando comunicarme a través de una ventana de chat.

Asegúrate de hacer una investigación de mercado para estar familiarizado con ofertas anteriores de la tienda y con los precios de la competencia; información que puedas usar para plantear tu caso.

“Comienza haciendo algunas preguntas sobre el producto,” dice DuDell. “Haz que el representante de servicio al cliente sienta como que realmente tienes la intención de hacer la compra”. Para obtener una buena oferta, necesitarás demostrar que estás dispuesto a cumplir tu parte del trato.

Una gran ventaja del regateo en línea es que la discusión que tengas con el representante generalmente será monitoreada por razones de control de calidad. Esto significa que el representante tiene un incentivo agregado para ser amable y complaciente.

Intenta usar el mismo tono tú también.

“Quieres poder decir algo como ‘estoy buscando una buena oferta, por supuesto. Si puedes rebajar en un 10% el precio, te daré el número de mi tarjeta de crédito ahora mismo’”, dice Michael Wheeler, que enseña en la escuela de negocios de Harvard, y que recientemente escribió “El arte de la negociación: Cómo improvisar acuerdos en un mundo caótico (The Art of Negotiation: How to Improvise Agreement in a Chaotic World)”.

El representante podría no tener la autoridad de otorgar un descuento, agrega Wheeler, pero nunca sabrás si no preguntas.

En mi experiencia, siempre vale la pena preguntar, aún si estás comprando en línea en Apple o Amazon.

A través de un chat en vivo, negocié exitosamente un precio más bajo en una MacBook Pro que había pedido, después de encontrar un mejor precio en línea una semana después.

Los representantes de Amazon son difíciles de encontrar. (Aquí te decimos por dónde empezar). Pero están dispuestos a igualar precios, descontar precios de envío y hasta ofrecer reembolsos si un producto no cumple las expectativas.

Y si obtienes el temido NO después de pedir un mejor precio, pregunta sobre garantías extendidas y otros incentivos. Cuando compré una bicicleta, hace poco tiempo, negocié recogerla en la tienda, el armado, una bomba para inflar las llantas y una botella de agua, todo gratuito; después de que mi petición de un precio más bajo fue negada.

Usa palancas

No hay otro momento mejor para negociar que cuando te han perjudicado. De hecho, hasta deseo que algo malo suceda.

Hace unos cuantos años, escribí un tweet sobre un problema que tuve con una compra con Best Buy. En menos de 24 horas, la tienda me contactó. Después de explicar mi situación, el representante de la compañía me ofreció una disculpa y, lo mejor de todo: me dieron una tarjeta de regalo con valor de $50 dólares.

“Esta puede ser una táctica muy efectiva,” dice DuDell, “Pero solo, por supuesto, si la compañía ha empoderado a sus gestores de comunidad para negociar o escalar la petición. Aunque son pocas las marcas que llevan a cabo este tipo de interacciones, es probable que aquellas que lo hacen brinden una oferta”.

Esto sucede también aún más allá del foro público de Twitter. Cuando Dell envió a uno de mis compañeros de departamento una laptop que no iniciaba su sesión correctamente, lo animé a quejarse. Él se puso en contacto con un representante usando una caja de chat en el sitio web de la compañía, les expuso sus quejas y recibió cientos de dólares de descuento para un modelo de reemplazo.

Pretende que te vas a ir

En una negociación cara a cara, es fácil mostrar tu descontento con los términos ofrecidos si te pones de pie y te vas. Aunque no lo creas, hay una nueva forma de utilizar esta táctica en línea también.

Todo lo que tienes que hacer es colocar el artículo que quieres en el carrito de compras del sitio web y después no hacer el pago. Solo asegúrate de entrar con tu perfil al sitio web primero, para que el vendedor sepa como contactarte.

“Muchas tiendas harán un seguimiento por correo o a través de redes sociales con un precio más bajo,” dice DuDell. Han aprendido que los compradores que se meten en el canal de ventas están abiertos a recibir incentivos. Así que ofrecen descuentos y ofertas de tiempo limitado a través de correos electrónicos dentro de las siguientes 24 horas.

Yo mismo he tenido éxito con esta técnica, ocasionalmente recibiendo un código de cupón del cual no estaba al tanto, con un descuento personalizado que reducía el precio hasta en un 15%.

A pesar de que la lista de compañías que hace esto cambia constantemente, DuDell dice que las tiendas como Toys ‘R’ Us, Bed Bath & Beyond y Macy’s tienen un historial de usar esta técnica.