Reglas claras contra acoso sexual en el trabajo

La Fiscalía General del Estado de Nueva York actualiza guía para combatir este tipo de casos

Guía de Regalos

Reglas claras contra acoso sexual en el trabajo
El movimiento #MeToo (#YoTambién) muestra lo extendido del acoso sexual./Shutterstock

Nueva York.- En el marco del aumento de denuncias de acoso sexual laboral, la Fiscalía General del Estado de Nueva York emitió este miércoles una guía actualizada para informar a los trabajadores sus derechos ante este tipo de situaciones.

Según la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, una de cada cuatro mujeres sufre acoso sexual en el lugar de trabajo. Por eso la guía ofrece a las víctimas información sobre las agencias apropiadas para consultar si intentan someter una queja o emprender acciones legales, junto con las líneas de ayuda para obtener más apoyo.

“No se debe obligar a ningún neoyorquino a estar en un lugar de trabajo dominado por el acoso sexual, la intimidación o el miedo”, dijo el Fiscal Eric Schneiderman. “En los últimos meses, hemos empezado a reconocer tardíamente el fracaso sistémico de muchas instituciones para proteger a las mujeres y todas las víctimas del acoso sexual. Esta guía ayudará a los neoyorquinos a comprender sus derechos y sus opciones cuando se trata de acoso sexual en el lugar de trabajo “, agrega en un comunicado.

La Oficina del Fiscal recordó que el acoso sexual es una forma de discriminación basada en el género que involucra conducta no deseada utilizada como base para la contratación u otras decisiones de empleo, como ascensos, aumentos o asignaciones de trabajo, o crea un ambiente de trabajo intimidante, hostil u ofensivo.

El acosador puede ser un supervisor, un compañero de trabajo o alguien que no es un empleado, como un cliente. El acoso es ilegal cuando es tan frecuente o grave que crea un entorno de trabajo hostil u ofensivo, o cuando se traduce en una decisión laboral adversa.

De su lado, Sonia Ossorio, presidenta de la Organización Nacional para las Mujeres de Nueva York, expresó: “La cultura de los lugares de trabajo debe cambiar para garantizar la equidad y la igualdad. Hablar y conocer sus derechos son los primeros pasos importantes para combatir el acoso sexual. Pero es igualmente importante que todos, colegas y supervisores, sean parte de este cambio al hablar y poner fin a la cultura de la complicidad “, dijo.

La guía brinda una variedad de recursos sobre los derechos de las víctimas y todas las opciones disponibles para ellas, además de denunciar el acoso a los empleadores, incluyendo:

La Ley de Derechos Civiles de 1964, la Ley de Derechos Humanos del Estado de Nueva York y, en algunos casos, la ley local (por ejemplo, el Código Administrativo de la Ciudad de Nueva York) prohíben el acoso sexual. La Ley de Derechos Humanos del estado de Nueva York también protege contra el acoso basado en la identidad de género o el estatus transgénero.

La ley protege tanto a hombres como a mujeres, y también cubre incidentes en los que el acosador y la víctima son del mismo sexo, independientemente de su orientación sexual.

El acoso basado en la orientación sexual real o percibida está prohibido por la Ley de No Discriminación por Orientación Sexual del Estado de Nueva York (“SONDA”). Para obtener más información sobre SONDA,visite el sitio web https://ag.ny.gov/civil-rights/sonda-brochure.

Si el acoso implica contacto físico, confinamiento físico forzado o actos sexuales forzados, la conducta puede constituir un delito y también debe denunciarse al departamento de policía local.

La ley prohíbe las represalias por presentar una queja sobre el acoso sexual. Si esto ocurre, es posible que tenga un reclamo separado de represalia, además de cualquier reclamo de acoso sexual.

Las represalias se producen cuando los términos y condiciones del trabajo se modifican de manera desfavorable como resultado de una denuncia de acoso sexual o la cooperación con la investigación de una querella por acoso sexual o una demanda.