EE.UU. ve nacer a su primer bebé de un útero transplantado

Es apenas el noveno bebé nacido de esta manera en todo el mundo
EE.UU. ve nacer a su primer bebé de un útero transplantado
Este pequeño es el primero por esta vía en EE.UU.
Foto: bswhealth.com

El centro médico de la Universidad de Baylor en Dallas, Texas, fue el escenario de un hecho histórico para la medicina estadounidense al recibir al primer bebé nacido de una mujer cuyo útero fue transplantado.

Este pequeño es apenas el noveno bebé que nace de esta manera en el planeta, el primero en el país y también el primero fuera del hospital de la Universidad de Sahlgrenska, en Gotemburgo (Suecia), que logró llevarlos a cabo por primera vez en el año 2014.

La madre de bebé es parte de un grupo de 10 mujeres que nacieron sin útero o bien tienen uno estéril, por lo que recibieron un órgano sano en donación. Se sabe que otra de las 10 pacientes también está embarazada.

Debido a la complejidad del procedimiento, desde el transplante, el alumbramiento y el embarazo, que se considera todo el tiempo de “alto riesgo”, el bebé nació por vía cesárea.

La hoy madre recibió el útero de parte de una enfermera de Dallas, de nombre Taylor Siler, quien a los 36 años y al ya tener dos hijos, decidió con su esposo donar su órgano.

Sobre el proceso

El transplante es una operación riesgosa para ambas partes, salvo en el caso que la donante es una mujer ya fallecida.

La sola extracción se lleva cerca de cinco horas y la colocación en la receptora es tan compleja como la de transplante de hígado.

Una vez colocado el útero reciben una fertilización in vitro, lo cual es necesario porque el nuevo órgano no está conectado con los ovarios, mismos que antes del procedimiento recibieron tratamiento hormonal para que produjeran óvulos, mismos que son extraídos, fertilizados y congelados.

Las mujeres con un útero transplantado no pueden embarazarse ni dar a luz de manera natural, la primera porque no hay conexión entre útero y ovarios, la segunda para no causar daño al órgano.

?>