El “sospechoso” ofrecimiento a Donald Trump para acceder a material hackeado de Wikileaks

Crecen las dudas sobre la relación entre la campaña de Trump y Wikileaks
El “sospechoso” ofrecimiento a Donald Trump para acceder a material hackeado de Wikileaks
A Trump y todo su equipo le ofrecieron acceso a los documentos pirateados de Wikileaks
Foto: Getty Images

Este viernes se dio a conocer que el presidente Donald Trump y otros miembros de su campaña presidencial recibieron en el otoño de 2016 el ofrecimiento de acceder a los documentos “hackeados” por WikiLeaks.

Según la investigación de CNN, tanto a Donald Trump, como a su hijo Donald Trump Jr., se les ofreció una clave encriptada y una dirección electrónica para acceder a todo el material “pirataeado” de la organización. 

Esta revelación fue hecha en un correo electrónico entregado a los investigadores del Congreso que investigan la influencia de Rusia en las elecciones de 2016, incluyendo una posible colusión entre la campaña Trump y Moscú.

El correo electrónico en cuestión fue enviado el 4 de septiembre de 2016, se produjo apenas unas semanas antes de que el hijo de Trump y WikiLeaks comenzaron a comunicarse a través de mensajes directos en Twitter.

No obstante Donald Trump Jr. dijo a los investigadores del Congreso que no recordaba la existencia de el correo electrónico en cuestión. 

Los investigadores del Congreso están tratando de determinar si el correo electrónico fue un intento legítimo de ofrecer el acceso campaña Trump a los materiales pirateados del a organización, así como la identidad del remitente, identificado en el correo como “Mike Erickson”, reportó The Hill.

Por su parte el abogado de Trump Jr., Alan Futerfas dijo a CNN que su cliente no recuerda haber recibido el correo electrónico.

El mes pasado se conoció de una serie de mensajes directos a través de Twitter entre Trump Jr. y WikiLeaks que intercambiados las semanas previas al día de la elección.

Esos mensajes directos fueron enviados justo antes de que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos evaluó que Rusia había estado detrás del robo de información del Comité Nacional Demócrata.