Mark-Viverito descarta candidatura a la gobernación de Puerto Rico

La presidenta del Concejo Municipal hasta este mes aclara los rumores de supuestas aspiraciones a esa posición en la isla que la vio nacer y crecer
Mark-Viverito descarta candidatura a la gobernación de Puerto Rico
La presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, en una mesa redonda con El Diario.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

NUEVA YORK – La presidenta del Concejo de Nueva Yok, Melissa Mark -Viverito, descartó una eventual candidatura a la gobernación de Puerto Rico como se ha sugerido en meses recientes a raíz del liderazgo mostrado por la funcionaria demócrata ante la crisis en la isla tras el paso del huracán María.

“No, no; yo creo que con el conocimiento que yo tengo de la isla, con el que yo tengo ahora como presidenta del Concejo Municipal, mejor creo que puedo servir aquí y ser una voz para ampliar la voz de Puerto Rico acá, y también el trabajo que se tiene que hacer con el Congreso, desarrollar un agenda, cabildear”, dijo con expresión enfática, luego de soltar una carcajada.

Este mes, Mark Viverito culmina su mandato en el organismo municipal.

Las declaraciones de la demócrata se dieron este viernes en una mesa redonda con este rotativo en la que además se discutieron temas como la vivienda asequible, los derechos de los indocumentados en la ciudad, la crisis de opioides y la lucha por la presidencia del Concejo.

Sin embargo, la funcionaria, natural del pueblo de Bayamón en la zona metropolitana de PR, no descarta una candidatura a la alcadía de la Ciudad de Nueva Yok en cuatro años (enero de 2022), cuando Bill de Blasio culmine su gestión.

La directora del periódico, Carmen Villavicencio (derecha), y la editora multimedia Marielis Acevedo Irizarry (izquierda) en la reunión editorial de Mark-Viverito en las oficinas de El Diario NY.

“Yo soy una persona bien pragmática. Yo no descarto ninguna conversación, porque uno nunca sabe de aquí a mañana, o de aquí a tres años o cuatro años lo que la vida trae ante ti. Las conversaciones se darán. Yo no voy a cerrar la puerta de una conversación de posiblemente una posición electoral en el futuro en Nueva York”, puntualizó.

A días de abandonar su silla en ese cuerpo legislativo, Mark Viverito enfoca sus prioridades en la reconstrucción de la isla que la vio nacer y crecer hasta los 18 años.

“Inmediatamente, hay unas necesidades que tenemos por la devastación del huracán María. Hay gente que está llegando a Nueva York que no quiere estar aquí; ellos se quieren quedar en su casa, pero sienten que no tienen opción. La prioridad es poner los recursos necesarios para que se pueda tratar de restablecer la energía y la electricidad tan pronto como sea posible porque todo depende de esa electricidad, y ahora mismo es sumamente inestable y la isla sigue sin energía y sin agua, y ésa es la realidad para muchos puertorriqueños. Así que, inmediatamente, hay unas necesidades…”, argumentó con el tono contundente que la caracteriza al hablar de su país.

En ese sentido, el problema del estatus político, que muchos consideran es la raíz del estancamiento económico en la isla, “se tiene que hablar” pero no debería ser la prioridad en estos momentos.

La aún presidenta se mostró preocupada por la falta de alojamiento para los boricuas recién llegados como resultado del éxodo tras el embate del fenómeno.

Aunque muchos se mudan con sus familiares o amigos, la realidad es que la ciudad no da abasto en cuanto a vivienda por lo que muchos terminan en refugios.

“El reto más grande que tenemos es hospedaje. Nosotros no tenemos libre acceso a alojamiento. Hay personas que están ayudando a la gente a llenar formularios de FEMA, y FEMA está ayudando con algunos hoteles para que la gente se pueda alojar temporeralmente. Pero es bien complicada la situación…la gente dice que quiere regresar, alguna gente dice que se va a quedar; pero aunque quieran regresar, no van a poder hacerlo hasta que eso se resuelva en la isla”, planteó Mark Viverito.

Como parte de su análisis sobre la crisis fiscal en Puerto Rico, la funcionaria tronó contra el plan de reforma tributaria manejada por el Congreso federal que obligaría a las empresas establecidas en la isla a pagar más impuestos y costes operacionales.

“Ya tenemos una economía frágil, una crisis económica y si pasa lo que está pasando, vamos a ver unos 250,000 empleos perdidos y el partido estadista (Partido Nuevo Progresista) está abogando que se mantenga esa parte del plan tributario es increíble para que nosotros en la isla perdamos empleos, planteó con la vehemencia que la caracteriza cuando hablar de su país.

?>