Celta y Barcelona empatan en Vigo y posponen el desenlace

La serie correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey se definirá en el Camp Nou
Celta y Barcelona empatan en Vigo y posponen el desenlace
El delantero del FC Barcelona José Manuel Arnáiz remata frente a Fontás, defensa del Celta de Vigo, en partido de la Copa del Rey. (Foto: EFE/Lavandeira jr.)
Foto: Lavandeira jr. / EFE

VIGO, España – Celta y Barcelona aplazaron hasta la próxima semana en el Camp Nou el desenlace de la eliminatoria de los octavos de final de la Copa del Rey después de empatar (1-1) en Balaídos, en un encuentro en el que el conjunto catalán, con muchas novedades en su equipo titular, solo fue superior en la segunda mitad.

Juan Carlos Unzué, entrenador céltico, trazó el partido con toda su artillería; el único no habitual fue el portero Sergio. Más revolucionario fue Ernesto Valverde: colocó al joven Arnáiz como delantero centro, rodeado por Aleix Vidal, Denis Suárez y André Gomes. Sin Messi, Luis Suárez e Iniesta, y alertado de la idea del Celta de buscar la posesión de la pelota, metió músculo para afrontar el encuentro.

El Celta salió a su cancha sin complejos y logró marcar el ritmo de partido, sin embargo el Barcelona tuvo paciencia y no se alteró ante el empuje gallego logrando su recompensa al minuto 15, el gol de José Arnáiz en un contragolpe de área a área, con el rival descolocado.

El gol desajustó el ritmo del Celta, que perdió el control de la pelota y una marcha de su ritmo inicial. Pero se recompuso. El cuadro celeste batió la portería de Cillessen con una jugada colectiva entre Sisto, Aspas, Jozabed y Maxi Gómez, en la que, pase a pase, tuvo un primer remate al travesaño de Aspas y acto seguido un cañonazo lateral de Sisto que se convirtió en el gol de empate.

  • Real Madrid gana pero exhibe sus carencias frente al Numancia

No hubo muchas más ocasiones en los últimos diez minutos de la primera parte y tras el descanso activó definitivamente al equipo de Valverde que se apoderó del partido, imprimió un ritmo alto, y con su presión y empuje aprisionó al Celta que acusó el cansancio, desbordado, además, por los movimientos de los jugadores de ataque del Barcelona.

Así quedaría el marcador final del partido en Balaídos.