Los hoteles que le daban pistas a “La Migra” sobre indocumentados

Un nombre que sonara hispano era suficiente para alertar a las autoridades
Los hoteles que le daban pistas a “La Migra” sobre indocumentados
La empresa que gestiona los hoteles de Motel 6 anunció que está colaborando con la investigación de la fiscalía.
Foto: (Motel 6)

Nombres que sonaban latinos. Ese era el principal objetivo.

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) marcaban con un círculo ciertos nombres que aparecían en las listas de huéspedes de algunos locales de la cadena Motel 6 en el estado de Washington.

Antes de eso, las listas habían llegado a sus manos gracias a la colaboración voluntaria del personal de los hoteles.

Ahora, la Fiscalía General del estado, situado en el noroeste del país, ha presentado una demanda contra la empresa y ha adelantado que hay una investigación en marcha por supuesta violación del derecho a la privacidad y por discriminación.

El fiscal general de Washington, Bob Ferguson, fue rotundo:

Los residentes en Washington tienen derecho a la privacidad y a ser protegidos contra la discriminación. Haré a Motel 6 responsable y descubriré toda la historia detrás de su perturbadora conducta”.

La empresa le dijo a BBC Mundo que está colaborando con la fiscalía.

No es un problema local

El pasado mes de septiembre, periodistas de Arizona revelaron que el personal de algunos locales de Motel 6 en la zona de Phoenix llevaban años compartiendo información sobre sus huéspedes con ICE.

Lo hacían de forma voluntaria y estos datos conducían en ocasiones a detenciones.

En aquel momento, la empresa aseguró que se trataba de un asunto local y que los empleados actuaban sin el conocimiento de la dirección.

A miles de kilómetros de allí, en Washington, la fiscalía no quedó convencida con esta explicación y decidió iniciar una investigación sobre lo que sucedía en su estado.

Los hallazgos estremecieron al fiscal Bob Ferguson: empleados de algunos locales de Motel 6 del estado de Washington habían incurrido en las mismas prácticas que sus colegas de Arizona al menos durante dos años.

“Después de que informaciones en los medios en Arizona revelaron que el personal de Motel 6 entregaba información privada de sus huéspedes, la empresa insinuó que se trataba de un problema local”, declaró Ferguson en un comunicado.

“Hemos averiguado que esto no es así”, subrayó.

Información personal y detallada

Según la fiscalía, cada vez que alguien de Motel 6 aportaba la lista de huéspedes a agentes de ICE incluía el nombre y la información privada de cada cliente en el hotel.

La información personal incluía el nombre y número de identificación del huésped, su fecha de nacimiento, los datos de la licencia de conducir, el número de habitación y el número de matrícula del auto.

Motel 6 ha admitido que al menos seis de sus locales en Washington compartieron esta información personal con ICE.

Específicamente, cuatro de esos moteles suministraron información de al menos 9.151 personas a ICE, a pesar de que la política de privacidad de la empresa garantiza a los clientes que los datos están protegidos.

Sustento de la demanda

La demanda, presentada el pasado miércoles por el fiscal Ferguson ante el tribunal superior del condado de King, afirma que Motel 6 cometió miles de violaciones de la Ley de Protección del Consumidor y cientos de violaciones de la ley de Washington contra la Discriminación.

De acuerdo con la fiscalía, la entrega voluntaria de información personal de los huéspedes constituye una práctica empresarial injusta y engañosa y de ahí que viole la ley de Protección del Consumidor.

Además, el fiscal asevera que Motel 6 conocía que ICE usa estas listas para abordar a individuos por su origen nacional, por ejemplo clientes con “nombres latinos”.

Ahí es donde la demanda alega que las acciones de Motel 6 violaron la ley de Washington contra la Discriminación.

Consecuencias significativas

En la localidad de Everett Sur, por ejemplo, agentes de ICE visitaron el motel temprano por la mañana o tarde por la noche, requirieron la lista de huéspedes del día, marcaron con un círculo nombres que parecían latinos y regresaron a sus vehículos.

Al menos en una ocasión, ICE regresó al motel y detuvo a un individuo.

Los investigadores de la fiscalía descubrieron que entre el 1 de febrero y el 14 de septiembre de 2017, sólo este local de Everett Sur entregó información personal y privada de los huéspedes a ICE al menos en 228 ocasiones.

Por su parte, Motel 6 reconoció que, como resultado de estas prácticas, ICE detuvo al menos a seis personas en o cerca de sus instalaciones.

Raiza Rehkoff, portavoz de la empresa matriz de Motel 6, G6 Hospitality, le envió a BBC Mundo la siguiente respuesta:

“En septiembre, Motel 6 emitió una directiva a cada uno de nuestros más de 1.400 locales para dejar claro que está prohibido suministrar de forma voluntaria las listas diarias de huéspedes a ICE. Motel 6 se toma este asunto muy en serio, hemos colaborado totalmente con la oficina del Fiscal General del estado y lo seguiremos haciendo“.