Miguel Bosé saca a relucir su lado más familiar

A sus 61 años el intérprete no ha perdido ni un ápice del atractivo y el magnetismo que tanto le caracterizan
Miguel Bosé saca a relucir su lado más familiar
Miguel Bosé.
Foto: Warner Music

Aunque sigue siendo uno de los artistas más activos en la escena musical hispanohablante y, al menos en el ámbito creativo, no suele regodearse más de lo necesario en su glorioso pasado discográfico, lo cierto es que en el universo de las redes sociales Miguel Bosé suele hacer concesiones frecuentes a la nostalgia al publicar todas las semanas alguna llamativa imagen que le retrata en sus años de juventud.

En esta ocasión, el también padre de cuatro hijos -Tadeo, Diego, Ivo y Telmo- ha querido compartir su perfil de Instagram con su hermana mayor Lucía, madre de la fallecida Bimba Bosé, por medio de una impactante foto de la que resulta complicado adivinar la fecha pero que pone de manifiesto la estilizada figura y la fotogenia de los que ambos hacían gala en sus años de plenitud física.

Recuerdos bonitos... En París con mi hermana Lucía“, reza el título de la conmovedora foto que retrata a los hermanos apostados en un puente de la ciudad de la luz y luciendo sendos atuendos de estilo setentero. Mención aparte merecen la ajustada camiseta azul y los pantalones de campana en los que aparece enfundado un entonces jovencísimo Miguel Bosé.

View this post on Instagram

❤️ #TBTBosé • En París con mi hermana Lucía • Recuerdos bonitos •

A post shared by Miguel Bosé Oficial (@miguelbose) on

Es de justicia reconocer también que a sus 61 años el afamado intérprete no ha perdido ni un ápice del atractivo y el magnetismo que tanto le caracterizan, y para prueba la entrega y el fervor con el que miles de seguidores han venido abarrotando a lo largo del año pasado todos y cada uno de los conciertos de su gira ‘Estaré’, que por cierto regresará al calendario musical el próximo mes de febrero con un nuevo recital en Santiago de Chile.

En cualquier caso, el hijo de Lucía Bosé ha demostrado que ni su carácter incombustible ni los éxitos personales y profesionales de los que disfruta a día de hoy le impiden caer en algo tan común como la idealización del pasado, especialmente cuando vuelve a la casa familiar en la que forjó todos esos recuerdos.

Recordando … Uno viene a casa y pasa eso, se llena de fotografías que se recuerdan con amor. ¡¡¡Os amo!!!“, escribía emocionado en plena temporada navideña junto a otra foto de sus años mozos que le retrata con una sonrisa de oreja a oreja.