Despenalizar la marihuana reduciría muertes por sobredosis con opioides

Expertos concuerdan que autorizar la venta y uso de la droga entre adultos también ayudaría a eliminar el racismo y la injusticia contra las minorías dentro del sistema judicial del estado de Nueva York.
Despenalizar la marihuana reduciría muertes por sobredosis con opioides
En Nueva York el uso de marihuana en lugares públicos, aunque sea en cantidades pequeñas, es considerado como un crimen.
Foto: Archivo/Getty Images

Nueva York sigue siendo uno de los estados del país en los que la marihuana es aún ilegal para su uso personal y recreativo. Y, no fue sino hasta julio de 2014 que el gobernador Andrew Cuomo la autorizó para su uso medicinal, pero únicamente para enfermedades graves como el Sida, Parkinson, epilepsias, cáncer, Esclerosis Múltiple y, más recientemente, para pacientes que sufren de Desorden de Estrés Post Traumático (PSTD). El programa en el estado es uno de los más estrictos de la nación y prohíbe prescribir la droga en forma de hierba para fumar.

Sin embargo, varios legisladores neoyorquinos quieren cambiar esto e ingresar a Nueva York en la lista creciente de estados en los que la marihuana ya es legal para uso personal y recreativo, siendo California el último en aprobarlo en noviembre pasado.

Para analizar el impacto que tendría la despenalización y la regulación de la marihuana en el sistema de justicia criminal y de salud pública en Nueva York, asambleístas estatales realizaron este jueves una audiencia pública en el Bajo Manhattan en la que, además del público en general, participaron decenas de expertos legales en el tema, profesionales de salud pública, proveedores de salud y defensores de políticas de drogas.

Además de referirse a los ya conocidos beneficios médicos que tiene el uso de esta droga para tratar a pacientes muy enfermos, muchos de los expertos que intervinieron en la audiencia –principalmente aquellos en el campo de la medicina– aseguraron que despenalizar esta droga ayudaría a reducir las muertes por sobredosis con opioides que han creado un crisis de salud pública en todo el estado de Nueva York.

“Las sobredosis fatales se han incrementado en todos los estados, pero un estudio realizado entre 1999 y 2010 demostró que en los estados que han aprobado la marihuana médica, la tasa de muertes por sobredosis de opioides es 25% más baja que en los estados sin marihuana medicinal”, dijo la doctora Julia Arnsten, MD, profesora del Albert Einstein College of Medicine, del Montefiore Medical Center.

“Esto demuestra que más personas están usando la marihuana como un substituto de las medicinas a base de opioides, para tratar el dolor crónico y severo, que es la condición de salud más reportada por las personas que usan marihuana médica. Esto reduce el riesgo que se hagan adictas a los remedios opioides y sufran sobredosis, algo que no ocurre con la marihuana”, agregó Arnsten.

Con esto coincidió la psiquiatra Julie Holland, de Doctors for Cannabis Regulation, quien aseguró que los riesgos para la salud del cannabis eran significativamente menores que los causados por el tabaco y los cigarrillos.

“Nuestra nación está siendo inundada por una crisis de opioides que ha reducido la longevidad general de los estadounidenses por primera vez en décadas. Las sobredosis de drogas son ahora la principal causa de muerte entre los estadounidenses menores de 50 años. Un promedio de 91 personas mueren diariamente por sobredosis con opioides. El acceso legal al cannabis se correlaciona con una reducción del 25% en las muertes por sobredosis de opioides”, dijo Holland.

Discriminación racial

Gran parte de los panelistas que participaron en la audiencia coincidieron con que despenalizar la droga ayudaría a reducir el racismo y la injusticia dentro del sistema judicial neoyorquino, que se ha materializado en el arresto exagerado de personas en comunidades de color y de las minorías.

Según el asambleísta Richard Gottfried, presidente del Comité de Salud de la Asamblea Estatal, hace 40 años, el estado de Nueva York despenalizó la posesión de marihuana en pequeñas cantidades en lugares no públicos, convirtiéndola en una violación no criminal. Sin embargo, cientos de miles de neoyorquinos continúan en prisión por posesión de pequeñas cantidades de la droga en lugares públicos y, según han demostrado varios estudios, los afroamericanos e hispanos son arrestados de forma desproporcionada y expuestos a récords criminales de por vida.

“Estamos completamente de acuerdo en que la legalización de la marihuana es importante y necesaria y sería algo beneficioso para nuestra comunidad. Esto tiene el potencial de eliminar completamente la discriminación racial que existe actualmente por parte de los policías, los fiscales, las cortes y el sistema penal en su totalidad, que se enfocan en comunidades de de latinos y afroamericanos y no en las comunidades blancas, cuando toda la evidencia demuestra que el uso, la posesión y la venta de marihuana es igual entre blancos y latinos e incluso mucho más alta entre los blancos”, dijo Juan Cartagena, presidente y consejero general del LatinoJustice.

“Esa reforma se debe enfocar también en remover los daños que se han causado a personas que han sido arrestas y tienen un record legal por posesión (de marihuana) en el sistema penal (…) Esta es una industria muy grande que ha llegado a los $5 mil millones en todo el país y si comienza en Nueva York van a haber muchos ingresos por eso y parte de esos ingresos deben ser reinvertidos en nuestras comunidades”, agregó Cartagena quien fue uno de los panelistas.

El activista agregó que entre las personas que son arrestadas por uso de marihuana se encuentra muchos inmigrantes que enfrentan deportación por un delito menor. “Hasta el último año de la Administración Obama la cuarta razón de deportaciones en este país fue por posesión de marihuana que ya en muchos estados es legal”.

Según indicó durante su intervención Kassandra Frederique, directora estatal del New York Drug Policy Alliance, el 85% de los arrestados en 2016 por posesión de marihuana fueron latinos y afroamericanos y la mayoría de ellos tenían menos de 30 años.

Además del asambleísta Gottfried, la audiencia también fue organizada por los asambleístas Joseph Lentol, presidente del Comité de Códigos,  y Linda Rosenthal, presidenta del Comité de Alcohol y Abuso de Drogas de la Asamblea estatal de Nueva York.

Actualmente, 29 estados han adoptado leyes de marihuana medicinal. En 2012, Colorado y Washington se convirtieron en los primeros estados en legalizar la marihuana recreativa. Desde entonces, cinco estados más han aprobado leyes de marihuana recreativa, incluyendo California en el que entró en vigencia a principios de este año y Massachusetts, donde las ventas minoristas están programadas para comenzar en julio.