Vigilante de Rikers atacado por reos sufre fractura de columna vertebral

Jean Souffrant recibió una brutal paliza que habría sido una represalia tras castigar a uno de los reos involucrados
Vigilante de Rikers atacado por reos sufre fractura de columna vertebral
Vigilante es atacado por reclusos en prisión de Rikers
Foto: Captura vídeo

El guardia de prisiones del Centro de Detención George Motchan, en Rikers Island, que fue atacado por un grupo de internos el pasado sábado fue identificado como Jean Souffrant, de 39 años, y según se informó, debido a la brutal golpiza ahora el hombre sufre de una fractura en la columna vertebral.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 6:30 p.m. del pasado sábado, cuando Souffrant recibió un puñetazo por un preso y luego fue golpeado por más reclusos tras caer al suelo. En el vídeo de las cámaras de seguridad se puede apreciar que hay otro vigilante en el momento del ataque, pero se da cuenta de la agresión pasados unos segundos. En ese instante, este custodio y otros vigilantes evitaron que los internos siguieran golpeando al guardia.

Souffrant, que lleva en este puesto menos de dos años, fue trasladado al New York Presbyterian Hospital en estado estable, aunque en condición seria.

Los presos Steven Espinal, Eric Morris, Samson Walston, Nazeem Francis y Devin Burns fueron acusados por el ataque, según fuentes de la Asociación de Oficiales Penitenciarios (COBA) que hablaron con varios medios locales, y que aseguraron que el ataque fue premeditado.

Supuestamente la golpiza fue un represalia después de que Souffrant le impusiera un castigo a Espinal luego que este cometiera una infracción, según declaró el portavoz de la asociación Michael Skelly.

El vocero culpó a la administración De Blasio por no estar tomando demasiadas medidas para proteger a los vigilantes de seguridad. Skelly aseguró que varios reclusos involucrados en el ataque eran miembros de la banda Bloods y además dijo que la asociación está pidiendo al Departamento de Justicia de Estados Unidos que les ayude a atajar inmediatamente el problema de las pandillas violentas en las cárceles de la ciudad de Nueva York.

 

?>