Eva Longoria está felizmente embarazada, pero hay algo que extraña

"Desesperada" por una copita de vino
Eva Longoria está felizmente embarazada, pero hay algo que extraña
Eva Longoria espera un bebé junto a Pepe Bastón.
Foto: Bang Showbiz

Quienes siguen a la actriz Eva Longoria desde hace tiempo en las redes sociales, sabrán que el vino -junto a la comida- es una de sus grandes pasiones. Basta con echar un vistazo a su perfil de Instagram para descubrir un sinfín de fotografías en las que aparece sosteniendo en la mano una copa o directamente una botella con la excusa de celebrar la llegada del fin de semana o cualquier otra efeméride, y el año pasado incluso lanzó una colección de camisetas adornadas con divertidos esloganes acerca de esta bebida, cuyos beneficios fueron destinados en parte a paliar los efectos del huracán Harvey.

Sin embargo, el embarazo de su primer hijo junto a su marido Pepe Bastón le ha obligado a renunciar al consumo de alcohol durante varios meses, lo que ha conseguido que el vino se convierta precisamente en una de las cosas que más extraña en su nueva dieta. Así lo ha confesado con una ilustrativa fotografía en la que aparece muy sonriente y sosteniendo una camiseta talla XXL en la que se puede leer: “Me gusta pensar que el vino también me echa de menos”, y que acompañó del divertido mensaje: “Espero que de verdad sea así”.

View this post on Instagram

I really hope so 🤣🍷 Happy Tuesday!!!

A post shared by Eva Longoria Baston (@evalongoria) on

Esa misma publicación también ha servido para mostrar el avanzado estado de gestación de la intérprete. Cuando anunció la feliz noticia el pasado mes de diciembre, ni Eva ni su representante confirmaron exactamente de cuánto estaba embarazada, aunque los rumores que provenían supuestamente de su círculo cercano apuntaban a principios de este año que acababa de entrar en su quinto mes.

Por su parte, y mientras espera la llegada de su retoño, la estrella está tratando de mantenerse lo más en forma posible tal y como ha documentado a través de la esfera virtual, realizando sesiones de entrenamiento bajo la atenta vigilancia de su entrenador personal o dando largas caminatas por el campo como la que compartía este fin de semana con su marido y unos amigos.

“Mi marido me ha abandonado. Hemos salido a cambiar y él decidió empezar a correr escaleras arriba”, explicaba divertida en un vídeo para revelar que su estado ha comenzado ya a limitarla físicamente.