CIDH alerta por deportaciones de defensores de inmigrantes

El trabajo de los defensores de los derechos humanos de los inmigrantes es vital, apunta el organismo
CIDH alerta por deportaciones de defensores de inmigrantes
Defensores le piden a ICE dejar de detener a activistas.
Foto: ice.gov

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por las denuncias de que el gobierno de Estados Unidos está persiguiendo a defensores de derechos humanos de inmigrantes y líderes comunitarios para su detención y deportación.

El organismo hizo un llamado a la administración del presidente Donald Trump para que adopte medidas que garanticen las condiciones para que los defensores puedan realizar su trabajo.

La CIDH recibió información preocupante relativa a que los defensores de los derechos humanos de los inmigrantes y líderes comunitarios están siendo sindicados por el Departamento de Seguridad Nacional... luego de ser identificados por su trabajo… para defender los derechos de los inmigrantes y la justicia social”, expresó la Comisión en un comunicado.

Entre los casos que señaló están los de Maru Mora Villalpando, Amer Othman Adi, Jean Montrevil, y Ravi Ragbir.

“Recientemente han denunciado a través de manifestaciones, videos, radio, televisión, entrevistas, comentarios públicos y declaraciones públicas, las prácticas de las autoridades de inmigración que consideran inaceptables e inhumanas”, apuntó el organismo. “Lo anterior ocurre en el contexto de restricción de las políticas migratorias estadounidenses, sobre el cual la CIDH ha manifestado su preocupación previamente”.

Sobre Mora Villalpando indicó que la activista ha vivido en el país durante más de dos décadas y es la fundadora de la Resistencia del Centro de Detención del Noroeste, pero el 20 de diciembre de 2017, recibió una notificación para que se presentara en un proceso de deportación emitida por la oficina de Servicios de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), como lo reportó este diario.

En otro caso está la deportación el 29 de enero de 2018 del líder comunitario Amer Othman Adi, quien vivió en EEUU durante 39 años y fue detenido sin aviso por oficiales durante una visita de rutina el 16 de enero de 2018, para luego ser trasladado al Centro Correccional del Noreste de Ohio en Youngstown.

Dos casos más son los de Montrevil y Ragbir, quienes han vivido en el país desde hace más de tres décadas y forman parte de la Coalición Nuevo Santuario en Nueva York, pero el primero fue detenido fuera de su hogar el 3 de enero de 2018, y el segundo durante una cita de rutina con ICE el 11 de enero de 2018, y aunque ambos fueron transferidos a una prisión federal en Florida, sólo Montrevil fue deportado a Haití, ya que Ragbir fue liberado tras una orden de un tribunal federal.

“El trabajo de los defensores de los derechos humanos de los inmigrantes es vital para dar voz a miles de personas en riesgo de detención arbitraria y deportación”, expresó Francisco José Eguiguren Praeli, presidente de la CIDH y Relator sobre Defensores y Defensoras de Derechos Humanos. “Las prácticas de represalia amenazan su permanencia en Estados Unidos, y esto perjudica desproporcionadamente a activistas, migrantes, sus familias y sus comunidades”.

La comisionada Margarette May Macaulay, relatora para Estados Unidos, urgió a que se termine con estas prácticas.

“Constituyen graves obstáculos para el disfrute efectivo del derecho a defender los derechos humanos de los migrantes y el derecho de toda persona a la libertad de expresión”, apuntó como parte de esta discusión en la CIDH.