Miembros de la MS-13 apuñalan a rival por publicación en Facebook

Quiso presumir su fidelidad a Barrio 18 y ésa fue su sentencia de muerte
Miembros de la MS-13 apuñalan a rival por publicación en Facebook
El cadáver de Carlos Armando Otero-Henriquez fue hallado en un campo del condado Jefferson de West Virginia.

Un exmiembro de la Mara Salvatrucha o MS-13 en Virginia testificó en corte que mandó a matar a un rival de Barrio 18, luego de que éste presumiera con fotos en Facebook los símbolos de la organización.

Como parte de su colaboración con las autoridades en el juicio por el asesinato, en 2016, de Carlos Otero Henriquez, Wilmar Javier Viera González reveló en una corte federal de Alexandria que, previo a ordenar el asesinato, “nosotros siempre patrullamos el área para estar seguro que está limpio de enemigos”.

Viera González, quien estaba a cargo del grupo “Programa de la Costa Este”, era uno de los líderes máximos de la pandilla en el estado.

Según reseñó el Washington Post este miércoles, el testigo admitió en el tribunal la semana pasada que, en mayo del referido año, ordenó a otros miembros del grupo a apuñalar a Otero Henriquez, de 18 años, como requisito para ascender en la jerarquía de la pandilla.

En la organización, “si quieres ascender, tienes que matar rivales”, detalló.

De acuerdo con documentos judiciales citados por el medio, fue Andres Velásquez Guevara, quien era contacto de la víctima en Facebook, que alertó a otros miembros de la vinculación del joven con la 18.

Velásquez Guevara le habría preguntado directamente al otro si pertenecía a alguna ganga, a lo que éste contestó que al grupo rival.

“Tú no vas por ahí diciendo cosas como ésa”, reaccionó el mara. “Peligroso”, le advirtió.

Velásquez Guevara mostró las imágenes de Otero Henriquez a Miguel Gómez, quien a su vez avisó a líderes de la pandilla en El Salvador.

El día en que asesinaron a Otero Henriquez, hecho que los atacantes grabaron, éstos le pidieron al joven que les proveyera información sobre la banda a la que pertenecía, a lo que el muchacho se negó. Fue entonces cuando Viera González ordenó que “lo acabaran”. Los delincuentes se turnaron para apuñalarlo con navajas; varias de las heridas fueron en el estómago.

El cadáver de Otero Henriquez fue hallado en un campo del condado Jefferson de West Virginia.

En el juicio, Viera González testifica contra seis personas que antes eran sus subordinados en un intento de no ser condenado a cadena perpetua.

Se espera que el juicio culmine esta semana. El caso es uno de varios que se ven en la región de D.C. relacionados con la violencia de la MS-13.