Oscar Isaac: “Cuando empezaba sólo me daban papeles de pandillero”

El actor de origen guatemalteco protagoniza "Annihiliation", la nueva película de Alex Garland, junto a Natalie Portman

Oscar Isaac en una escena de Annihilation.
Oscar Isaac en una escena de Annihilation.
Foto: Paramount Pictures

Nacido en Guatemala y criado en Miami, aún su ciudad, a sus 38 años Oscar Isaac se ha convertido en uno de los actores más reconidos de su generación. Las dos últimas entregas de “Star Wars” le han dado fama mundial, pero lo que le mueve es elegir proyectos innovadores. Por eso conecta a la perfección con el inglés Alex Garland, quien le dirigió en “Ex Machina”, uno de los cineastas más revolucionarios de los últimos años y que ahora estrena “Annihilation”. Hablamos con Isaac sobre este film en el que participa junto a Natalie Portman, Gina Rodríguez, Jennifer Jason Leigh y Tessa Thompson.

Pregunta: Después de “Ex Machina”, los dos últimos films de “Star Wars”, “X-Men”… ahora apareces en “Annihilation”. ¿Te gusta especialmente el género de la ciencia-ficción?
Óscar Isaac: Más que el género, lo primero que me atrajo a esta película es la oportunidad de volver a trabajar con Alex Garland. No sólo es uno de los mejores directores y escritores que están trabajando ahorita, porque el tipo es un genio, pero además para mí es un amigo muy cercano. Nos hicimos amigos en “Ex Machina” y siempre estábamos hablando de qué era lo próximo que íbamos a hacer. Y por eso quise ser parte de “Annihilation”. Pero la verdad es que la ciencia-ficción me gusta porque siempre te da una oportunidad de decir algo del ser humano de una forma más extraña, más misteriosa. Las cosas de la existencia que a veces no se pueden enseñar normalmente se muestran como una metáfora. Eso me gusta, hay una poesía en eso.

P: ¿Qué fue lo que más te llamó la atención del guion?
O.I.: En realidad ni tenía que leer el guion, porque ya sabía que quería trabajar con Alex. Pero lo que más me llamó la atención fue la relación de mi personaje con el de Natalie Portman. Es una cosa muy íntima y también triste. No se sabe lo que está pasando en ese matrimonio que se está quebrando, está fracasando. Todo dentro de una historia de ciencia-ficción, extraterrestrial… pero en el fondo es una investigación sobre el fracaso de un matrimonio.

P.: Compartes casi todas tus escenas con Natalie Portman. ¿Cómo es trabajar con ella?
O.I.: Teníamos pocas escenas para dar la impresión que es una relación de mucho tiempo, de que son una pareja que se conoce muy bien. Las escenas son muy íntimas. Para poder hacer eso se tenía que tener mucha confianza. Y eso me sorprendió de ella, que fuera tan abierta para explorar eso. Fue muy amable, muy simpática. Hablamos mucho de diferentes cosas que podíamos hacer.

Natalie Portman y Oscar Isaac son pareja en Annihilation.
Natalie Portman y Oscar Isaac son pareja en Annihilation.

P.: La película es desde luego distinta, incluso rara. ¿Crees que todo el mundo la puede disfrutar o es más una película de género, de autor?
O.I.: No sé si tiene que ver así. Yo creo que tiene algo para todos. Tiene acción. Tiene una música… con lo visual, lo psicodélico, algo muy extraño pero que también tiene mucha emoción. Sí que no es como cualquier película que vende, de superhéroes. Tiene su propio “vibe”, pero para mí es una de las mejores películas que he hecho. Como “Ex Machina” es una película que no te lo da todo. La audiencia tiene que traer sus emociones, sus pensamientos. Por eso es más que una película. Es arte.

P.: La rodaste a la vez que estabas rodando “Star Wars”.
O.I.: Sí, a la misma vez.

P.: ¿Cómo pudiste compatibilizarlo?
O.I.: Me encantaba porque era como jugar con mi amigo cuando estábamos haciendo esta película. Estaba haciendo “Star Wars”, en mi nave, y cuando tenía unas horas libres me pasaba a la otra, porque estábamos en el mismo estudio, en Pinewood Studios en Londres. Caminaba de mi nave X-wing al set con Alex, me quitaba los blasters, me ponía el camuflaje y entraba en otro mundo. Me encantó poder hacer eso.

P.: Te tendrían que esperar y coordinar los horarios…
O.I.: ¡Sí! Me imagino que así era antes el antiguo Hollywood.

P.: En los últimos años, sobre todo cuando llegan los Oscars, se ha hablado mucho de la falta de representación de las minorías, principalmente de los afroamericanos. Pero ahora está surgiendo un movimiento que reclama que los hispanos están aún menos representados.
O.I.: Definitivamente quiero ver más. Lo que sí sé es que el mundo está viendo cada vez más que los latinos tienen mucho que dar, mucho que decir. Se ve con directores como Guillermo del Toro, Alejandro Iñárritu, Alfonso Cuarón… un montón. Alfonso Gómez-Rejón, Sebatián Lelio… hay muchos. Pero también queremos más latinos enfrente de la cámara. Y sobre todo mujeres hispanas, que están aún peor representadas que los hombres.

P.: ¿Tú has sentido que por ser hispano te ha costado más?
O.I.: Definitivamente. En Miami cuando estaba empezando era casi imposible que me dieran un papel que no fuera de pandillero, de villano, de cosas estereotípicas.

P.: ¿Y se ha ido mejorando?
O.I.: Poco a poco se ha mejorado, pero los latinos son una audiencia que va mucho al cine y están hambrientos de contenido. Creo que hay una oportunidad para los estudios de hacer películas, y en televisión, con historias que hablen a esa audiencia.