Usan tecnología para sacar a desamparados de calles de NYC

Con una nueva aplicación de celular y una campaña de la MTA para informar sobre la ubicación de personas sin hogar, aumentan esfuerzos para que nadie se quede sin albergue
Usan tecnología para sacar a desamparados de calles de NYC
Desamparados en las calles.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En una tarde bastante fría, con un cielo que parecía tener muchas ganas de arroparse e irse a dormir temprano, José, uno de los 4,000 desamparados que se estima viven en las calles de Nueva York, ya se veía como si fuera parte del paisaje de la calle 49, en Manhattan. El hombre, de unos 35 años, estaba envuelto entre varias cobijas tratando de hacerle el quite al frío que por estos días azota a la Gran Manzana, y aunque pedía dinero para comprar algo caliente para comer, se negaba a dormir en un albergue.

La imagen se repite a diario en varias calles de los cinco condados y los trenes del Subway, donde es habitual encontrarse con deambulantes. Muchos transeúntes los ignoran. Otros se alejan por su aroma, o por temor, y no faltan incluso a quienes les fastidian. Pero, “¿cómo ayudar a los desamparados este invierno?”, es la pregunta que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), junto a varias organizaciones que tienden la mano a los habitantes de la calle, está haciéndole directamente a los neoyorquinos.

“Se trata de una campaña para que la gente también se involucre y nos informe sobre dónde hay desamparados a los que podamos ayudar o que estén enfermos o en riesgo”, comentó una operadora de la línea (212)533-51-51 del Bowery Resident Committee, grupo que hace parte de esta nueva iniciativa. “Lo más importante es que la gente vea que puede hacer un cambio, pero también depende de si el desamparado que se refiera quiere salir de la calle, pues es su elección. No forzamos a nadie”.

Además de las llamadas para reportar a una personas sin hogar en necesidad o a aquellos que estén enfermos o que requieran ayuda mental, la Ciudad está promoviendo la aplicación 311 en teléfonos celulares y tabletas, como una herramienta de asistencia.

Unas 1,800 camas en albergues se han entregado a desamparados que antes dormían en la calle a través de la aplicación de la Ciudad y sus servicios de internet.
Basta con reportar lo ubicación del indigente y un grupo de trabajo intentará convencerlo de irse a un refugio, algo que el propio alcalde Bill de Blasio admite no es tan fácil.

Una tarea pendiente

Los desamparados siguen siendo uno de los puntos en rojo que la Administración De Blasio tiene en su lista de retos. 60,755 neoyorquinos en albergues así lo demuestran, y aunque datos de la propia Ciudad revelan que entre el 2015 y el 2016 el número de habitantes de la calle aumentó en casi un 40%, pasando de 2,794 a 3,892, hace unas semanas el mandatario destacó que hasta noviembre del año pasado se había logrado sacar de las calles a 1,480 desamparados. Los otros siguen siendo una preocupación, y como parte de los esfuerzos de la Alcaldía y de la iniciativa HOME-STAT, que cuenta con equipos de alcance en los cinco condados, la Ciudad está pidiendo a los neoyorquinos a sumarse al plan de acción para que ningún habitante de la Gran Manzana se quede sin techo.

Desamparados en las calles.

“Puede tomar decenas de acercamientos o más para convencer a los neoyorquinos sin hogar de salir de las calles y entrar en una vivienda permanente”, aseguró el Alcalde, destacando la reducción de los habitantes de la calle. “Este nuevo hito demuestra que nuestra estrategia está funcionando y que la creciente asociación entre el NYPD y nuestros trabajadores de ayuda a las personas sin hogar está produciendo más contactos y más transiciones de las calles y los subterráneos a refugios”.

De Blasio agregó que: “el problema no se creó de la noche a la mañana y no se resolverá de la noche a la mañana, pero vamos en la dirección correcta”. La Ciudad afirma que un grupo de 400 funcionarios de búsqueda y acercamiento a desamparados trabajan en la iniciativa para sacar a más personas sin hogar de las calles, la cual opera 24 horas, los 365 días del año. En 2014 el número era de 191.

Steve Banks, comisionado del Departamento de Servicios Sociales, se sumó al llamado a los neoyorquinos a participar en el plan para sacar a más desamparados de las calles, y manifestó que hay un plan presto a lograr esa meta.

Desamparados en las calles.

“A través de la persistencia, compasión y el compromiso sin precedentes de recursos de la Administración para la calle y el metro, la Ciudad ha ayudado a casi 1,500 neoyorquinos sin hogar a salir de las calles y a participar en programas de transición o vivienda permanente”, dijo el funcionario, recalcando que a la iniciativa se le han inyectado recursos. “Desde el lanzamiento de HOME-STAT, el programa de alcance más completo en el país, hemos aumentado drásticamente nuestra inversión en programas dedicados para personas sin hogar, duplicando el número de empleados que trabajan las veinticuatro horas del día en los cinco condados, triplicando el número de camas especializadas que apoyan a los neoyorquinos sin hogar de la calle.

Reto de conocer al desamparado

Asimismo, el presidente del Comité de Bienestar del Concejo Municipal Stephen Levin, agregó que tras sacar a los desamparados de las calles y el metro, el reto es ayudarlos a tener techo propio.

“Los neoyorquinos sin hogar que viven en la calle enfrentan inmensos desafíos y nos corresponde a nosotros guiarlos en el camino hacia la vivienda permanente”, indicó Levin, destacando que una vez alguien reporta a un desamparado en necesidad, el equipo de trabajo hace una labor personalizada y de paso ofrece servicios de salud física y mental. “Conocer a las personas de forma individual, conocerlas y tratarlas con dignidad es fundamental. Sin confianza, no puede haber progreso. Los equipos de acercamiento de la Ciudad, que colaboran con los socios de la comunidad y las fuerzas del orden público, han trabajado arduamente para obtener resultados y espero que se alcancen más hitos en el futuro”.

Los desamparados son instados a acogerse al programa Safe Havens que proporciona vivienda alternativa de inmediato.

Brenda Rosen, presidenta de la organización Breaking Ground que ayuda a desamparados, destacó la importancia de crear confianza entre las personas sin hogar que deambulan por las calles para que acepten servicios y eventualmente una solución de vivienda permanente.

“Nuestros trabajadores de acercamiento están en las calles todos los días, las 24 horas, los 7 días de la semana, bajo un frío extremo y un calor sofocante porque creemos que todos merecen un hogar”, dijo Rosen.

Desamparados en NYC:

  • 4,000 es el estimado de desamparados que viven en la calle y en trenes.
  • $53 millones, que representan un 119% de aumento en recursos, se han asignado a los programas de ayuda para los desamparados en general en la ciudad.
  • $97.6 millones invierte la Ciudad para ayudar a los indigentes que viven de la calle.
  • 1,800 camas en albergues se han entregado a desamparados de la calle a través de la aplicación de la Ciudad o servicios de internet.
  • 400 funcionarios de búsqueda y acercamiento a desamparados trabajan en la iniciativa que opera 24 horas, los 365 días del año. En 2014 el número era de 191.
  • 2,000 habitantes de la calle han sido incluidos en una lista con nombres propios y datos para facilitar su apoyo.
  • 60,785 personas sin hogar viven en albergues actualmente.
  • 22,786 de ellos son niños.

¿Cómo ayudar?:

  • Para reportar a algún desamparado en necesidad puede hacerlo a través de la app de la línea 311 o llamar directamente al 311.
  • También puede llamar al (212)533-51-51, la línea de ayuda activada por el Bowery Resident Committee
Desamparados en las calles.