La “rebelión” en Panamá en contra de los Trump

La organización del presidente, que administran sus hijos, está en serios problemas
La “rebelión” en Panamá en contra de los Trump
El hotel Trump está en medio de una disputa en Panamá.
Foto: STR/AFP/Getty Images

El hotel en Panamá que lleva el nombre del presidente Donald Trump está en una fuerte disputa, luego que el dueño mayoritario quiere despedir a la Organización Trump y a sus empleados, pero éstos han negado a retirarse.

El martes, la Policía panameña esposó a un guardia de seguridad, porque no ha querido dejar su puesto y labora para los Trump, reportó el Washington Post.

El guardia fue derribado por un contingente de agentes que llegaron al hotel de lujo el martes por la mañana y se llevó al hombre en una patrulla.

Un comandante en la escena dijo que el guardia fue detenido por negar el acceso de los oficiales a un área del hotel.

La detención marcó la última escalada en un enfrentamiento que comenzó el jueves pasado, cuando el propietario mayoritario del hotel, Orestes Fintiklis, hizo un intento repentino de rescindir el contrato de la Organización Trump para administrar la instalación.

Fintiklis culpa al grupo de los Trump, que lideran Eric y Donald Jr., por los bajos ingresos que ha tenido el inmueble desde que el mandatario republicano opera en la Casa Blanca.

Desde ese primer enfrentamiento, hubo gritos de ambos lados, oficinas con barricadas y algunos empujones en la trastienda de un hotel.

Las dos partes se han acusado mutuamente de tácticas mentirosas y “al estilo de la mafia”.

Fintiklis ha tratado de atraer al gobierno panameño a la disputa, planteando preguntas sobre cómo el liderazgo de un aliado de Estados Unidos manejaría una confrontación con el negocio privado del presidente estadounidense.

El martes, Fintiklis llegó al inmueble con funcionarios del Ministerio de Trabajo de Panamá, que parecieron indicar que el empresario obtuvo la ayuda del gobierno panameño.