Entérate cómo se recuperan los hermanos Turpin, rescatados en Perris

Los padres, acusados de tortura, tienen una fianza de $12 millones cada uno

Los trece jóvenes, que fueron encontrados hace un mes en su casa de Perris en severo estado de malnutrición y que aparentemente permanecieron cautivos y encadenados por años, según señaló la fiscalía, muestran hoy avances en su proceso de recuperación.

Por primera vez el último viernes, los abogados —que representan a los siete hermanos mayores— revelaron que desde su rescate se ha intentado exponerlos a varias cosas desde películas de Harry Potter hasta iPads.

Se sospecha que los 13 hijos de David Allen Turpin, de 56 años de edad, y Louise Anna Turpin, de 49, permanecieron por años encarcelados en su propio hogar del condado de Riverside.

En ese lugar, “los niños eran golpeados, estaban encadenados a sus camas y solo se les permitía bañarse una vez al año”, dijo el fiscal de distrito Mike Hestrin.

Es por este supuesto maltrato y poco contacto con la sociedad que ahora se les está acostumbrando a los hermanos Turpin a tomar sus propias decisiones por primera vez en sus vidas.

“Es una nueva experiencia para ellos, entender que tienen derechos y que tienen voz”, señaló para CBSLA el abogado Jack Osborn.

Agregó que personal del Centro Médico Corona, donde permanecen los siete hermanos mayores, ha colocado un área en el exterior para que los Turpin puedan jugar algún deporte y ejercitarse.

“Es algo grande decidir qué van a leer o que se van a poner… Ahora lo hacen todos los días y para ellos es algo nuevo que los empodera”, dijo Osborn.

Cuando la fiscalía presentó las acusaciones contra los padres señalaron que los hermanos —cuyas edades van desde los 2 hasta los 29 años— no habían visitado a un doctor en años y que jamás habían ido al dentista.

“Algunos de ellos no sabían ni para qué se usaba un cepillo de dientes”, comentó para ABC News la alcaldesa de Corona Karen Spiegel.

“Están empezando con cosas elementales pero lo están haciendo muy bien… Son cariñosos, agradecidos y las cosas que nosotros damos por sentado; para ellos, significa mucho”, agregó.

Osborn agregó que a corto plazo los hermanos mayores quieren ir a la playa, a las montañas y al cine y que como meta a largo plazo están interesados en estudiar en la universidad.

Una historia de terror

El 15 de enero, una joven de 17 años de edad, hija de la pareja Turpin, logró escapar de su casa en Perris para contactar a la policía. Luego de ello, sus hermanos fueron rescatados y sus padres arrestados.

David y Louise Turpin recibieron cada uno 12 cargos de tortura, siete cargos de abuso, seis cargos de negligencia contra un menor y otros 12 por mantener encerrados a los niños. El padre también tiene pendiente un cargo por actos lascivos contra una menor de 14 años de edad.

“Todos abusos prolongados que incluyeron golpes y estrangulamientos”, dijo el fiscal Hestrin.

No obstante, la pareja se ha declarado no culpable y aún están bajo custodia con una fianza de $12 millones cada uno.

La severidad del caso ha conmovido a la comunidad que se movilizó para recaudar fondos para los hermanos Turpin. Hasta el momento han logrado juntar casi $570,000, producto de donaciones de todas partes del mundo.

“Esto es para ayudarlos con gastos médicos y educación”, dijo para CNN Erin Phillips, vocera del Sistema de Salud de la Universidad de Riverside. “En casos así hay necesidades de largo alcance en lo referente a salud, vivienda, tutoría, entre otros”, agregó.