Auditoría a la MTA revela escasa capacitación de conductores de Subway

La Contraloría estatal determinó que falta de conocimientos de los empleados pone en peligro la seguridad de los pasajeros
Auditoría a la MTA revela escasa capacitación de conductores de Subway
Líderes sindicales piden más presencia policial
Foto: Getty Images

Una auditoría de la Contraloría estatal determinó una baja calidad en los programas de entrenamientos que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) da a los operadores y conductores del Subway, lo podría estar reflejándose en el pésimo servicio y problemas de seguridad que registran algunos trenes.

“La falta de instrucción y revisiones médicas de los trabajadores del Subway afecta no sólo al servicio, sino también a la seguridad de los usuarios”, alertó en un comunicado el controlador estatal Tom DiNapoli. “Esperamos que la MTA siga nuestras recomendaciones de buena fe”.

Los auditores descubrieron que la Autoridad de Transporte Metropolitano hizo un mal trabajo en relación a llevar un control del historial de evaluaciones de los operadores y conductores, que analizan las habilidades que aprenden durante su instrucción. La auditoría demostró que en los historiales de casi el 57% de uno 106 trabajadores que formaron parte de una muestra, no aparecían algunas pruebas cruciales. Además, el informe puso de manifiesto que podría haber un vínculo entre las evaluaciones fallidas o inexistentes y el mal rendimiento posterior de los trabajadores.

Los resultados de la auditoría estarían en línea con un informe publicado por el Daily News el pasado lunes, en el que los trabajadores más antiguos de la MTA aseguraron que los nuevos empleados reciben una mala preparación, provocando retrasos y poniendo en peligro a los pasajeros. “Hay operadores que se confunden constantemente simplemente porque no saben lo qué es lo que están haciendo”, reconoció un empleado que prefirió no ser identificado.

Cuatro de los operadores que formaron parte la muestra y que tuvieron cinco o más situaciones de caos en el metro durante los casi tres años de período que duró la auditoría, resultaron tener un historial de malas calificaciones o con evaluaciones o cuestionarios no realizados.

Uno de los empleados, que provocó nueve fallos del metro –incluyendo la activación accidental del freno de emergencia en siete ocasiones­– no pasó la prueba de vías ni tampoco seis evaluaciones de su historial, según los auditores.

Las deficiencias van más allá del programa de transición de la MTA para los nuevos operarios de tren, que comenzó en 2013. Por esta razón, los trabajadores del Subway necesitan un curso de actualización cada tres años.