Cómo cuidar a nuestros hijos de las infecciones respiratorias

Cómo cuidar a nuestros hijos de las infecciones respiratorias
Vacunarse contra la influenza es fundamental para evitar las complicaciones. /Shutterstock
Foto: Shutterstock

Nuestros hijos están pasando por una de las peores temporadas de infecciones respiratorias en décadas en los Estados Unidos.  El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ha reportado las tasas más altas de hospitalizaciones en niños por causa de la infección con el virus de la influenza.

La recomendación más importante que les puedo dar a los padres para cuidar a nuestros niños de las infecciones respiratorias, especialmente la influenza, es educarse en cómo se propagan las infecciones respiratorias o gripes para poder prevenir su contagio.

Los virus de la gripe se diseminan principalmente por gotitas de saliva que se producen cuando las personas enfermas estornudan o hablan.  Estas gotas de saliva infectadas con el virus caen en la boca o en la nariz de los niños o en las superficies u objeto que los niños tocan. Los niños contraen la gripe al tocar una superficie u objeto que tiene el virus  y luego tocarse la boca, los ojos o la nariz.

Tomemos las siguientes medidas preventivas diarias:

  • Vacunarse contra la influenza: La vacuna se pone en los niños de mas de 6 meses. Los niños menores de 6 meses corren un alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe y el mayor riesgo de ser hospitalizados. Debido a que las vacunas contra la influenza no están aprobadas para niños menores de 6 meses, protegerlos de la influenza es especialmente importante. Evite el contacto de sus hijos con otros niños o adultos enfermos de la gripe.
  • Higiene: Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Si no está cerca del agua, use un limpiador de manos a base de alcohol. Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca. Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia, especialmente cuando alguien está enfermo.
  • Protección:  Abrigar a los niños bien al exponerse al frío: principalmente cubrir los orificios en la cara: nariz, boca, oídos. Evite llevar a sus hijos a lugares muy poblados
  • Alimentación: Buena alimentación e hidratación: comer comidas ricas en vitamina C y con alto contenido de agua

Les aconsejo que mientras esté enfermo, limite el contacto con los demás tanto como sea posible para evitar infectar a los más vulnerables.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx

Facebook: divinoninopediatrics

Website: www.divinoninopeds.com