Activista indocumentada atrapada por ICE en visita rutinaria, le niegan fianza

ICE sigue propagando el miedo en los defensores de los indocumentados
Activista indocumentada atrapada por ICE en visita rutinaria, le niegan fianza
Foto: ICE / Twitter @AskAngy

Un nuevo caso de acoso en contra la comunidad indocumentada, en particular contra activistas y defensores de inmigrantes sucedió este miércoles cuando ICE volvió a arrestar a una conocida líder del movimiento pro inmigrante en EEUU.

La activista mexicana Alejandra Pablos fue detenida hoy cuando se presentó a un visita de rutina en una oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en Tucson, informaron organizaciones de Arizona.

Según informó en su cuenta de twitter la organización National Latina Institute for Reproductive Health, de la que Pablos es miembro y trabaja en el área de la defensa de los derechos reproductivos, la inmigrante fue detenida la mañana de hoy y se halla sin derecho a fianza.

La acción, de acuerdo a organizaciones locales, constituye una “represalia” por su activismo a favor de los inmigrantes, en especial tras su participación en una protesta a las afueras de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), en Virginia, durante la cual ella y otros manifestantes fueron detenidos por agentes locales.

La mexicana llegó a EEUU en 1985, cuando tenía solo seis meses de nacida, y se crío en California junto a su madre pero a los 14 años se mudó a la Tucson, en Arizona.

Pablos es residente legal en EEUU pero fue puesta en proceso de deportación después de que agentes policiales le encontraran en 2011 artículos para consumir drogas.

La mujer pasó unos dos años, entre 2011 y 2013, en el Centro de Detenciones de Eloy, en Arizona. Tras salir en libertad, luego del pago de una fianza de más de 9,000 dólares, se convirtió en una voz de denuncia sobre el maltrato que sufren los inmigrantes en los centros de detención.

“El sistema es lento y está roto, hay pocos jueces y no hay gente suficiente trabajando en el área de inmigración. Al mismo tiempo, intentan llenar camas, nos tratan como productos, para ganar beneficios, y acabamos pasando allí mucho tiempo”, declaró en junio del año pasado en una entrevista a Efe.

De acuerdo al grupo Mijente, con la que la activista colabora, tras las manifestaciones de Virginia aparentemente uno de los oficiales de ICE llamó al oficial a cargo de su caso en Tucson y “buscó que la detuvieran en represalia por su participación en la protesta”.

Pablos se halla solicitando asilo político por los peligros que podría enfrentar en México como activista.

Grupos proinmigrantes han denunciado que cada vez con más frecuencia las autoridades migratorias ponen la mira en activistas y líderes comunitarios.

El pasado 16 de enero, el haitiano Jean Motrevil, confundador de la Nueva Coalición del Movimiento Santuario en Nueva York, fue deportado tras ser detenido por ICE a las afueras de su vivienda, pese a que aun tenía una cita pendiente con inmigración.

En otro caso, el profesor de la Universidad del Estado de Arizona (ASU) Scott Warren enfrenta cargos después de que fuera arrestado por la Patrulla Fronteriza por “albergar” indocumentados mientras brindaba ayuda humanitaria el pasado mes de enero en un campamento del grupo No más Muertes, en el desierto de Arizona.