Editorial: Gana la ley del revólver

La propuesta que dio a conocer el presidente Donald Trump incluye armar a los maestros
Editorial: Gana la ley del revólver
El presidente de EEUU Donald Trump. EFE

La pulseada entre las armas y los maestros para ganar el respaldo de la Casa Blanca en la seguridad escolar la ganó la Asociación Nacional del Rifle (NRA). La Asociación Nacional de la Educación no quiere que sus integrantes estén armados en el aula, no obstante ganó la ley del revolver.

La propuesta final de la administración Trump sobre las armas de fuego podría ser desilusionante si se tomaranen serio las palabras del presidente. Si las posturas que toma en reuniones televisadas ante los legisladores perdurarán después de apagarse las cámaras, a la hora de ir a lo concreto.

Pero a esta altura, después de lo ocurrido con DACA, la sorpresa sería si Donald Trump es consecuente con lo que dice.

El Presidente dejó una impresión grata al enfrentar a los legisladores que defienden el derecho de un joven de 18 años de edad a comprar un arma de guerra, especialmente cuando le es prohibido adquirir un revolver. «La propuesta que dio a conocer el presidente Donald Trump incluye armar a los maestros y otros empleados escolares»

Los desarmó con el sentido común. Luego acusó a los legisladores de estar “petrificados” por temor al NRA y se jactó que la organización tiene “menos poder sobre mí”.

Bastó una reunión entre Trump y el NRA para que la firmeza del presidente se disuelva.

Ahora la Casa Blanca propone crear una comisión sobre seguridad escolar dirigida por la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, que estudiará el tema de la edad para comprar armas de asalto. El Presidente tuiteó que “no hay mucho respaldo político” para elevar la edad de la compra.

Lo que falta aquí es liderazgo presidencial. Es indignante que Trump, después de hacer la parodia del fuerte que no le teme al NRA, salga con la cola entre las patas después de reunirse con ellos.

La propuesta presidencial de solidificar la investigación de antecedentes, de armar las escuelas y de regular en vez de hacer una ley que prohíba determinadas culatas para fusil es idéntica a la del NRA.

Trump está equivocado cuando habla de la falta de respaldo político para elevar la edad de compra de armas. Las encuestas están ampliamente a favor de hacerlo, existe una mayoría bipartidista en el Congreso que la votaría.

Pero con las armas, como con inmigración, los extremistas controlan los hilos de la Casa Blanca.

Dos tercios de los propietarios de armas, no están de acuerdo con el NRA ni son integrantes de la organización por considerar extremas sus posiciones. Menos de un tercio de los estadounidenses tienen armas de fuego.

No obstante, esta minoría es la que tiene acobardada a los Republicanos y con ese miedo ha tomado como rehenes a la gran mayoría de los estadounidenses