Aumentan delitos sexuales en escuelas públicas de NYC

Entre el año pasado y el 2016 se registró un incremento del 73% con 26 estudiantes detenidos
Aumentan delitos sexuales en escuelas públicas de NYC
Acusaron a estudiantes por violación, conducta sexual inapropiada y contacto forzado.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El número de estudiantes en las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York  acusados de crímenes sexuales aumentó un 73% en el último trimestre del año pasado, en comparación al mismo período del 2016, según datos del Departamento de Policía (NYPD).

Durante octubre, noviembre y diciembre del 2017, 26 estudiantes fueron acusados de delitos de violación, conducta sexual inapropiada y contacto forzado. En los mismos meses del año anterior, fueron 15 las acusaciones de este tipo.

Los 26 arrestos por delitos sexuales en las escuelas supuso el mayor número desde que la Policía empezara a controlarlos hace dos años.

El edificio Washington Irving, situado en el vecindario de Gramercy Park, en Manhattan, y que aloja varios colegios, fue la única instalación que registró más de una ofensa sexual. Jevon Martin, de 18 años, fue acusado de violar a una compañera de clase de 16 años en diciembre y otro estudiante fue arrestado por presuntamente por contacto forzoso.

“Mi madre dice que si un chico me hace algo que no me gusta, le diga que no lo haga o se lo comunique a ella o a un profesor”, señaló una niña de 16 años, alumna del International HS de Union Square, en declaraciones recogidas por el New York Post.  “Pero es difícil. No quieres aparentar que no eres ‘cool’ o que no soportas una broma, entonces lo ignoro”.

La Policía solo registra crímenes escolares cuando los oficiales o agentes de seguridad del colegio están involucrados.

Una portavoz del Departamento de Educación de la Ciudad (DOE) dijo que el departamento está incrementando los recursos para combatir conductas sexuales inapropiadas en los colegios. “Esto es muy preocupante y tratamos cada incidente con la mayor seridad para asegurar que es inmediatamente denunciado, investigado y tratado”, apuntó Miranda Barbot. “Estamos trabajando con el NYPD para proporcionar ayuda adicional a los colegios”.