Un paso para resolver la confusión sobre carpas de pequeños negocios

Rafael Espinal pide una moratoria de multas e información

El concejal Rafael Espinal quiere que los pequeños negocios con sanciones por los toldos o carpas que tienen en sus negocios tengan un alivio y oportunidad de cumplir con la ley. El miércoles tenía previsto proponer una medida en el concejo con esa intención.

El problema es que durante los últimos dos años los dueños de los negocios de East New York, muchos de ellos inmigrantes latinos, se han venido quejando de las repentinas multas que han recibido por las carpas y señales que tienen en sus negocios.

No son los únicos, otros vecindarios en los que la tradición es poner este tipo de carpas también han recibido multas. 

Con poco o ningún conocimiento de que las señales eran ilegales, en dos años un total de 80 de negocios ha recibido una notificación con una multa en este barrio de Brooklyn que Espinal representa. La cuantía mínima a pagar es de $5,000 además de la obligación de retirar señales y carpas.

La propuesta de Espinal es que se desista de seguir adelante con las sanciones pendientes con el Departamento de Edificios (DOB en sus siglas en inglés), se devuelva el dinero de los dueños que hayan resuelto las multas y se vuelva a imponer una moratoria de seis meses en las que no haya sanciones.

Espinal quiere, además, que el DOB y el Servicio de Pequeños Negocios (SBS) hagan una campaña de educación a los pequeños negocios para que estos puedan cumplir la ley sin dudas sobre ella.

En 2005 ya hubo una moratoria sobre las posibles violaciones en la colocación de estas carpas o toldos pero como dijo hace unos meses Espinal, sin ninguna información sobre cómo implementarla esta acabó. “Ha habido mucha confusión porque no hubo advertencias”, explicaba a este diario. El miembro del concejo lamenta que estas multas recaigan sobre pequeños negocios de la comunidad inmigrante “para los que cada dólar es importante”.

Desde la ciudad se ha explicado en el pasado que no se sale expresamente a buscar infractores de las normas sobre carpas pero que si hay denuncias al 311 tienen que investigar y poner multas si hay infracción. Entre los negocios multados en East New York se sospechaba que este era el caso y que personas interesadas en la gentrificación del barrio están poniendo problemas a quienes ya están establecidos.

Espinal confía en que este alivio y campaña de información salga adelante y se pueda aprobar antes de que acabe el año.