Mejora salud de residentes en Harlem

Habitantes de ese vecindario de Manhattan, que viven en cinco complejos de viviendas públicas de NYCHA, reportan progresos en el control de sus enfermedades crónicas y su bienestar general

Mejora salud de residentes en Harlem
Milagros Valentín, Millie, de 73 años, quien padece de hipertensión, asegura tener su enfermedad bajo control gracias a lo que ha aprendido en el programa de HHAP.
Foto: Cortesía DOHMH

En momentos en que los complejos de edificios públicos de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA) se encuentran en el centro del debate político neoyorquino, debido a las precarias condiciones en que están muchos de sus edificios, se da a conocer una buena noticia que, por lo menos en un vecindario específico, está favoreciendo a muchos residentes de origen hispano.

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), anunció que los residentes de cinco complejos de NYCHA ubicados en el East y Central Harlem habían reportado mejorías en sus condiciones de salud en general, gracias a un programa comunitario que esa agencia municipal lanzó en 2015.

La iniciativa ‘Harlem Health Advocacy Partners‘ (HHAP), desarrollada por el Center for Health Equity del DOHMH, y de la cual El Diario realizó un amplio reportaje en agosto de 2017, es un programa que busca mejorar las condiciones generales de salud de los residentes de esos cinco complejos de NYCHA, conocidos por sus altas tasas de enfermedades crónicas como diabetes, asma, hipertensión y males cardíacos.

Gracias a este programa, el DOHMH ha entrenado a neoyorquinos comunes, la mayoría de ellos residentes en esos mismos complejos de NYCHA, para que se conviertan en promotores y trabajadores de salud comunitarios (Community Health Workers o CHWs), con el fin de ayudar a sus propios vecinos a mantenerse saludables.

Un total de 12 CHWs realizan charlas, talleres y utilizan materiales visuales para educar a los residentes, durante un período de seis meses, sobre prevención y la forma en que estas enfermedades pueden causar complicaciones y atacar diferentes órganos del cuerpo. Todos estos servicios se ofrecen de forma gratuita.

Según un reporte dado a conocer por el DOHMH, gracias estos servicios que ofrece el programa HHAP, más de 3,000 personas en ese vecindario han sido conectadas a más de 600 actividades de de bienestar, incluyendo exámenes generales de salud, caminatas grupales, talleres educativos sobre prevención y manejo de enfermedades.

Además, se informó que entre 2016 y 2017, los 12 los trabajadores de la salud de la comunidad realizaron unas 2,500 visitas personales a 678 participantes de HHAP. Los datos ofrecidos por el DOHMH también revelaron que después de seis meses, más del 90% de los participantes en los programas de entrenamiento de HHAP reportaron mejorías y progresos en los objetivos que se trazaron para mejorar su salud.

“Definitivamente este programa me ha ayudado a mantener mi enfermedad bajo control. Me enseñaron mucho sobre dieta y cómo comer mejor; mi consejera Alberta me daba recetas y yo las seguía. También me enseñaron sobre ejercicios y formamos un club de caminatas. He aprendido mucho sobre mi enfermedad y todo lo que me puede ocurrir si no me cuido a mí misma”, comenta Milagros Valentín, de 73 años, quien padece de hipertensión desde hace muchos años y que participó en el programa de HHAP.

“Yo descubrí que tenía presión arterial alta en los años 80, cuando tenía como 40 años, y aunque mi enfermedad sigue estando allí, la tengo controlada con medicinas y terapias. Mi colesterol y mi corazón están bien. He aprendido mucho sobre lo que debo y lo que no debo comer, y todo lo que debo hacer; los tipos de ejercicios que debo practicar”, agrega Valentín quien es conocida en su vecindario como Millie y quien pertenece a un club de natación para envejecientes.

Millie, quien es originaira de Arrecibo, Puerto Rico, vive en el complejo de viviendas “Lincoln Houses” en el 2130 de Madison Ave., en el East Harlem. “Yo he vivido en ‘El Barrio’ prácticamente toda mi vida y no fue sino hasta luego que mi hermana murió que comencé a preocuparme por mi salud. Ella falleció de un derrame cerebral a la edad de 67 años  y mi mamá que tiene 99 años sufre de la presión arterial alta. Por eso busqué ayuda con los trabajadores de salud del programa de HHAP”, comenta la mujer quien tienen una hija, tres nietos y tres bisnietas.

Allí en el East Harlmen, donde el 50% de los residentes son latinos como Millie, las tasas de enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes y el asma son desigualmente más altas que en otros barrios y es por eso que se lanzó el programa HHAP en ese vecindario, que con trabajadores comunitarios de salud del mismo vecindario trabaja para proporcionar entrenamiento de salud para los residentes locales.

“Yo siempre le recomiendo a otras personas y a mis vecinos que también participen en ese programa. Ellos te ayudan a mantenerte saludable no sólo física pero mentalmente también”, afima la abuelia boricua.

Según estadísticas del DOHMH, el 54% de los residentes de los cinco complejos de NYCHA en East Harlem, que son mayores de 35 años, han sido diagnosticados con hipertensión, un 25% sufre de diabetes y 12% tiene asma. En total, tres de cada cuatro residentes en esos edificios, mayores de 35 años, tienen una de esas tres enfermedades crónicas que no sólo los pueden incapacitar, sino que podrían acabar con su vida prematuramente. Peor aún, un tercio de ellos (35%), indicó que sufre de dos o tres condiciones crónicas al mismo tiempo, mientras que el 21% padece de cuatro o más

Un ahorro para Harlem

Además de la educación y los consejos vitales que reciben por parte de los CHWS, que los ayudan a manejar sus enfermedades y mantenerse sanos, los residentes de NYCHA que participan en el programa HHAP también reciben asistencia con todo lo relacionado a la obtención de cobertura médica por parte de promotores de salud. Esto incluye ayuda para inscribirse en un seguro y para resolver cualquier problema que puedan tener con el pago de sus cuentas médicas.

Según el reporte del DOHMH el programa HHAP también ha ayudado a más de 900 participantes con 2,000 asuntos relacionados a los seguros de salud. Y los consejeros de salud han hayudado a los residentes de Harlem ahorrar uno $200,000 en gastos relacionados a la atención médica o costos de bolsillo debido a problemas tales como errores de facturación, disputas de cobertura o costosos copagos de medicamentos.

Se estima que uno de cada cinco residentes de NYCHA en East y Central Harlem (18%), depende de las salas de emergencia de hospitales como el único lugar donde pueden obtener cuidados médicos regulares. La mayoría de ellos son latinos nacidos en Puerto Rico y República Dominicana.

Los CHWs también los ayudan a “navegar” por el complejo sistema de salud, conectándolos con clínicas y organizaciones comunitarias, proveedores de cuidado médico y diferentes servicios sociales.

Entre la pobreza y la mala salud

Según un reporte del DOHMH, la mayoría de las personas que residen en los cinco complejos de NYCHA del East y Central Harlem, viven bajo los niveles de pobreza federales. En general, el 42% de los vecinos tienen un salario anual menor a los $20,000. El 51% de las mujeres y el 42% de los hombres ganan menos de esa cantidad anual.

Aparte de las altas tasas de asma, diabetes e hipertensión, otras enfermedades crónicas prevalentes entre estos vecinos son: artritis (38%), cáncer (7%), enfisema (4%), enfermedades cardiovasculares y derrames cerebrales (13%), colesterol alto (35%), falla renal (4%) y osteoporosis (11%).

Sólo el 25% de los residentes de estos complejos reportó que no sufren de ninguna condición de salud crónica, comparado con el 54% de todos los neoyorquinos mayores de 35 años.

Por otra parte, se estima que el 77% de los residentes de esos cinco complejos de NYCHA del East Harlem tienen obesidad o sobrepeso, 21% fuman y 14% tienen una dieta poco saludable, lo que los pone en mayor riesgo de sufrir enfermedades como hipertensión y diabetes. Estos son factores de riesgo que CHW están tratando de reducir con su trabajo de educación y asesoramiento de salud.

Aunado a los entrenamientos sobre enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y asma, los CHWs también aprenden sobre trastornos de salud mental como esquizofrenia, desorden bipolar, ansiedad y depresión.

 Sobre NYCHA

NYCHA (New York City Housing Authority), es el complejo de viviendas públicas más grande del país, con 328 edificios en los cinco condados de la Gran Manzana en los cuales residen más de 400,000 personas. De ellas, 12,720 viven en los cinco complejos de NYCHA en East y Central Harlem. Los residentes de esos cinco complejos son más propensos a ser mujeres, afroamericanos y latinos.

El programa HHAP comenzó sus actividades de alcance comunitario con los CHWs en febrero de 2015 en cinco complejos de viviendas públicas de NYCHA en East Harlem, que fueron seleccionados porque tienen tasas desproporcionadamente altas de diabetes mal controlada en comparación a otros barrios de la ciudad de Nueva York. Esos complejos, como muestra el mapa, son:

  • 1. Clinton Houses.
  • 2. Johnson Houses.
  • 3. King Towers.
  • 4. Lehman Village.
  • 5. Taft Houses.

Busque ayuda

Si usted es un residente de NYCHA, en East Harlem, que sufre de asma, diabetes o hipertensión y desea recibir consejería de salud personalizada por parte de los CHWs, o participar en actividades de grupo que promueven el bienestar visite nyc.gov/health o llame al 646-682-3400.