Le chocan su auto, ICE la detiene y ahora podría ser deportada

La mexicana Myriam Parada vive un tormento desde julio del año pasado

Le chocan su auto, ICE la detiene y ahora podría ser deportada
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda a raíz de la detención de Parada.
Foto: (www.aclu-mn.org)

Myriam Parada, una joven indocumentada de origen mexicano, enfrenta la deportación, luego de que fuera víctima en un accidente de tránsito en Minnesota.

En julio del año pasado, la hispana de 21 años regresaba en su auto de celebrar el cumpleaños de su hermana cuando otro vehículo la impactó por la parte trasera.

Los agentes de la policía del condado de Anoka y de Coon Rapids acudieron a la escena. Cuando le pidieron a Parada sus documentos, la joven no se pudo identificar, ya que viajaba sin licencia de conducir. La chica, que llegó al país a los 11 años, fue arrestada; más no la mujer que embistió su coche.

En principio, la detenida fue llevada a la estación de policía de Coon Rapids y, posteriormente, al centro de detención del condado Sherburne del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

“Yo nunca había estado en una cárcel antes. Yo no podía dormir. Yo me sentía tan incómoda hasta de usar el baño. Yo me senté ahí por horas—nadie me contestaba mis preguntas o me dejaba llamar a mi familia. En lugar de esto, me pusieron al teléfono con un agente de ICE. Le pregunté al oficial si necesitaba un abogado y me dijo que le preguntara al agente de ICE. El oficial de ICE me dije que sería más rápido si yo contestaba sus preguntas sin un abogado. Yo estaba cansada. Yo quería irme a casa. Así que cuando el agente comenzó a preguntarme sobre mi estatus migratorio y mi familia, contesté honestamente sin un abogado. Me devolvieron a la celda de detención, y luego de que pasó un tiempo se me permitió conversar con mi familia. En ese punto, yo no sabía si los vería otra vez”, relató la joven en un blog de ACLU Minnesota del 22 de marzo.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó una demanda contra los departamentos de policía del condado de Anoka y de Coon Rapids por considerar que el arresto fue ilegal y que los agentes procedieron contra Parada “por ser una inmigrante latina”.

Parada fue puesta en libertad a finales de julio después de que su familia pagara una fianza. Regularmente tiene que presentarse ante las autoridades de Inmigración para evaluar su caso por el que enfrenta una orden de deportación, de acuerdo con la cadena Telemundo.