El enfrentamiento de Cuomo y Nixon agrieta al Partido de Familias Trabajadoras (WFP)

Make the Road es el último grupo comunitario que apoya a Cynthia Nixon y el sindicato 32BJ SEIU abandona el partido
El enfrentamiento de Cuomo y Nixon agrieta al Partido de Familias Trabajadoras (WFP)
Nixon sigue acechando a Cuomo
Foto: AFP

Los apoyos que están recibiendo el Gobernador Andrew Cuomo y la precandidata, Cynthia Nixon, al puesto de este, ambos demócratas, están abriendo grietas en el Partido de las Familias Trabajadoras (WFP).

El sindicato 32BJ no va a asistir a la reunión del comité estatal de WFP que se celebra el sábado y de hecho ha anunciado que se retira del Partido de Familias Trabajadoras en el Estado de Nueva York.

Así lo hicieron saber el viernes el presidente del sindicato 32BJ SEIU, Hector Figueroa, y Dennis Trainor, vicepresidente de CWA Local 1.

Desde estos sindicatos se considera que Cuomo ha cumplido con una agenda para mejorar la vida de las familias trabajadoras al aumentar el salario mínimo a $15 la hora y aprobar “uno de los programas más sólidos en el país para la licencia familiar con pago”. Estos sindicatos, que crearon el WFP junto con organizaciones comunitarias y activistas progresistas ven como otras organizaciones como Make the Road Action o New York Communities for Change están respaldando a Nixon. Y discrepan.

“Creemos que respaldar al Gobernador Cuomo es la forma más efectiva de dar prioridad a los intereses de las familias trabajadoras. Los más recientes acontecimientos muestran que el liderazgo actual del partido no está de acuerdo con ese enfoque, y no hemos podido convencerlos de lo contrario”, explican desde los sindicatos.

Bill Lipton del WFP afirmó en un e mail, citando a The New York Times, en el que pedía el apoyo para este partido que en una reunión esta semana el gobernador advirtió que dejaría de atender llamadas a sindicatos o a quien diera dinero a estos grupos que apoyan a Nixon.

Rebecca Katz, asesora de la campaña de Nixon explicó en un e mail que lamentaba que el gobernador “pusiera sus ambiciones políticas por encima de la lucha de las organizaciones comunitarias por justicia racial y económica”. Katz explica que eso revela “lo asustado que está de Cynthia Nixon”.

La precandidata a la gobernación habló el jueves con El Diario y se mostró partidaria de aprobar el NY Dream Act además de dar licencias para manejar a los inmigrantes indocumentados. Nixon criticó que el discurso progresista de Cuomo no tuviera eco posterior en sus acciones.

Javier H. Valdés y Deborah Axt, co directores ejecutivos de Make the Road Action, dijeron que el Gobernador Cuomo “está tratando de encontrar la manera de amenazarnos por nuestro apoyo a quien le desafía. No vamos a sucumbir a su presión. Nuestros miembros están orgullosos de apoyar a Cynthia Nixon y Jumaane Williams, los candidatos claramente progresistas para la gobernación y la vicegobernación”.

Este grupo, destacado en la lucha por los derechos de los inmigrantes y las familias trabajadoras, no obstante, tendió la mano al decir sus directores que están también muy orgullosos de “continuar al lado de nuestros hermanos y hermanas de los sindicatos con quienes hemos estado durante años en la lucha por la justicia racial y económica, incluidas las campañas por la subida del salario mínimo a $15, las de reforma federal de inmigración y el Dream Act además de nuestros esfuerzos por asegurar justicia para los carwasheros y los trabajadores que reciben propinas”.

Valdés y Axt insisten que aunque pueden apoyar a candidatos distintos, “nuestro vínculo con el movimiento laboral se mantiene fuerte. Estamos unidos en la búsqueda de una sociedad más justa que priorice los derechos de la clase trabajadora y los inmigrantes”.

Desde New York Communities for Change, su director ejecutivo, Jonathan Westin, afirmó que apostaban por Nixon por el hecho de que el desamparo ha crecido un 36% en la ciudad bajo el mandato de la gobernación de Cuomo y “en cada oportunidad que ha tenido para aumentar las protecciones a los inquilinos ha elegido ayudar a los empresarios de bienes raíces”.

“Ahora que las protecciones a los inquilinos están a punto de expirar, [el gobernador] está contra los grupos que están luchando por el derecho humano a una vivienda”. Westin dice que están tratando de desestabilizar a algunas de las mayores organizaciones que empoderan a los inquilinos de bajos recursos como el suyo.