Proyectos de ley dan respiro a casos menores de marihuana en NYC

Concejal de Brooklyn presenta tres iniciativas que disminuirían castigos disciplinarios a taxistas, inquilinos de NYCHA y empleados de Sanidad
Proyectos de ley dan respiro a casos menores de marihuana en NYC
Marihuana

Justo cuando la precandidata a la Gobernación de Nueva York Cynthia Nixon ha vuelto a encender el debate sobre la marihuana, al mostrarse a favor de legalizarla para su uso recreacional en el Estado, dándole voz a diferentes sectores que defienden esa línea, el tema ahora cobra relevancia a nivel municipal, con un paquete de propuestas de leyes que pretenden rebajar los castigos disciplinarios relacionados con casos menores por el consumo de la hierba en los cinco condados.

Así lo propone un proyecto que el concejal de Brooklyn Jumaane Williams introdujo esta semana en el Concejo Municipal, que aboga para que los actos que involucren esta droga en casos menores no resulten en consecuencias extremas, en las decisiones que toman algunas de las agencias de la Ciudad.

Las iniciativas, apoyadas por los concejales Alicka Ampry-Samuel y Antonio Reynoso, y que esperan ser votadas en la actual sesión legislativa del Concejo, señalan la importancia de prohibir que la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) revoque, por casos menores de marihuana, las licencias a conductores o que esas infracciones se usen para rechazar la concesión de un permiso de manejo. Asimismo, incluye un pedido para que el Departamento de Sanidad no use esas ofensas menores para castigar a sus trabajadores uniformados y que la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) agregue la posesión ilegal de marihuana y la posesión criminal de marihuana en cuarto y quinto grado, a su lista de “ofensas pasadas por alto”, y no sean causal para la terminación de los contratos de arrendamiento.

En beneficio de las minorías

Los concejales defienden sus iniciativas, destacando que las cifras revelan que las comunidades de color son con mayor frecuencia objeto de persecución por casos de marihuana de bajo nivel que las poblaciones más blancas o ricas.

“Es simplemente ilógico e inconcebible que se pierdan empleos y se arruinen vidas debido a los delitos de marihuana de bajo nivel”, aseguró el concejal Williams, quien pidió que deje de satanizarse a la marihuana y se aplique el sentido común a las leyes.

“Las medidas disciplinarias y las sanciones penales por posesión de marihuana afectan desproporcionadamente a las comunidades de color y la legislación presentada tiene como objetivo garantizar que los neoyorquinos en esas agencias no se enfrenten a sanciones desmesuradas y repercusiones injustas.

Asimismo, el concejal Reynoso aseguró que tales ofensas de bajo nivel no deberían justificar amenazas de desalojo ni poner en peligro el sustento de una persona.

Jumaane Williams

“Sin embargo, durante demasiado tiempo ha sido así, y en muchos casos nuestros ciudadanos más vulnerables son los más afectados por esta realidad”, dijo el político de Brooklyn. “Es hora de que reconocer la injusticia del castigo desproporcionado y abordar sus consecuencias involuntarias”.

La presidenta del Comité de Vivienda Pública del Concejo Municipal, Alicka Ampry-Samuel, destacó que el paquete de leyes presentado busca defender la igualdad y la equidad, especialmente entre comunidades más pobres que son castigadas en exceso.

“Habiendo vivido en NYCHA durante muchos años siendo joven y adulta joven, conozco a muchas personas y familias que experimentaron despidos como resultado de este tipo de condenas y una infracción menor a la marihuana no es algo que deba evitar que las personas accedan y conserven sus viviendas públicas, los medallones de taxis o empleos en el Departamento de Sanidad”, dijo.

Opiniones divididas en NYCHA

Martin Rodríguez, residente de un apartamento de NYCHA en Brooklyn, se mostró a favor de las propuestas promovidas para despenalizar la marihuana, y las calificó como una protección contra abusos de las autoridades hacia los más pobres.

Inquilinos de NYCHA en Chelsea se quejan de la inseguridad y la falta de limpieza.

“Yo sé que a mucha gente no le gusta la marihuana, pero uno tiene que entender que eso es como al que le gusta fumar y tomar y no es justo que por eso corran de sus apartamentos a nadie ni que alguien caiga preso”, comentó el puertorriqueño, quien se mostró a favor de promover controles y campañas educativas.

“Creo que el punto no es prohibir la marihuana, sino enseñar los riesgos que puede haber si uno abusa, pero ya es hora de que la ciudad deje de hablar de la marihuana como si fuera el diablo”, agregó el padre de familia.

Pero no todos comparten esa posición, y Luz Concepción, otra inquilina y organizadora comunitaria de los edificios de NYCHA en Chelsea, Manhattan, se mostró en contra de que se le de “más alas y privilegios” a la marihuana.

“Yo estoy de acuerdo con que no castiguen a quienes la necesitan por motivos medicinales, pero a los otros no se les puede dar un break porque muchos ya ni respetan y estos pasillos y afuera están creando un mal ambiente que no todos los inquilinos tienen que soportar”, agregó la boricua.

Desacuerdo entre taxistas

El taxista José Martínez, quien tiene tres hijos menores, también se mostró en contra de la campaña de despenalización de la marihuana y reducción de castigos disciplinarios, asegurando que eso pone en riesgo la seguridad.

“No es bueno para nadie darle rienda suelta a la marihuana y menos a la gente que maneja taxis, porque de lo que estamos hablando es de tener los cinco sentidos limpios y si a veces pasan cosas estando limpio, imagínense que pasaría si se permite que la gente maneje con marihuana, así sea poca”, dijo el dominicano.

Rebecca Harshbarger, vocera de TLC, manifestó que esa agencia revisará los detalles de la legislación propuesta, pero advirtió que actualmente no se suspenden ni se revocan las licencias de TLC por posesión de marihuana. “TLC solo toma medidas de cargos por delitos graves derivados de la posesión de marihuana, que no sean de bajo nivel”,  aclaró la funcionaria y explicó que en los últimos dos años, solo menos de 30 taxistas, entre 180,000 fueron suspendidos por un arresto de un delito menor por posesión de marihuana.

Valeria Munt, vocera de NYCHA, aseguró que “generalmente NYCHA no promueve terminación de contratos por posesión de marihuana”, y recalcó que en los últimos dos años ningún inquilino de las Viviendas Públicas de Nueva York ha sido desalojado por ese motivo.

Belinda Mager, vocera del Departamento de Sanidad, aseguró que esa agencia no hace comentarios sobre legislaciones que estén pendientes.

Luz Concepcion. Inquilinos de NYCHA en Chelsea se quejan de la inseguridad y la falta de limpieza.