El CEO de Starbucks da la cara por escándalo racial tras detención de dos hombres

VIDEO: Las imágenes sumaron millones de reproducciones y un boicot contra la cadena
El CEO de Starbucks da la cara por escándalo racial tras detención de dos hombres
El gerente llamó a la Policía para detener a los dos hombres.
Foto: Twitter

Los dos hombres negros arrestados en una sucursal de Starbucks de Filadelfia acordaron reunirse con el presidente ejecutivo de la empresa, Kevin Johnson.

Según un portavoz de Starbucks, la compañía dijo que espera que la reunión se realice esta semana, mientras que Johnson se encuentra en Filadelfia para abordar la controversia sobre los arrestos de los dos hombres, cuyo caso fue dado a conocer a través de un video que sumó más de 10 millones de reproducciones en Twitter.

“Me gustaría dialogar con ellos para asegurarme de que tenemos la oportunidad de comprender realmente la situación y mostrar compasión y empatía por la experiencia que vivieron”, dijo el CEO en entrevista en ABC. “Finalmente, mientras trabajamos para resolver esto, me gustaría invitarlos a unirse a mí para encontrar una forma constructiva de resolver este problema”.

Un gerente de la tienda les había pedido a los dos hombres que se fueran después de que intentaron usar el baño, pero no habían hecho ninguna compra, apuntaron autoridades.

Los hombres dijeron que estaban esperando a un amigo, dijo su abogado más tarde, pero el gerente llamó al 911 para sacarlos del local.

“Estoy desconsolado al ver a Filadelfia en los titulares por un incidente que, al menos en base a lo que sabemos en este momento, parece ejemplificar lo que es la discriminación racial en 2018”, dijo el alcalde demócrata Jim Kenney.

Los dos hombres fueron llevados a una estación de policía, donde se les tomaron las huellas digitales y se los fotografió, dijo su abogada Lauren Wimmer al diario The Washington Post.

Sus clientes, que no quisieron ser identificados, fueron liberados ocho horas después porque el fiscal del distrito no encontró evidencia de un delito.

“He estado muy concentrado en entender qué directrices y qué capacitación permiten que esto ocurra”, aseguró Johnson tras el incidente. “Lo que sucedió estuvo mal, y lo arreglaremos”.