Trump asegura que hay una “revolución” en California contra “ciudades santuario”

El gobernador de California confirmó que está negociando nuevo acuerdo sobre Guardia Nacional
Trump asegura que hay una “revolución” en California contra “ciudades santuario”
El gobernador de California y la Administración Trump negocian nuevo acuerdo sobre despliegue de Guardia Nacional.
Foto: EFE/Getty

WASHINGTON— El presidente Donald Trump atacó este miércoles, por segundo día consecutivo, al gobernador de California, Jerry Brown, y afirmó que hay una “revolución” contra las “ciudades santuario” en ese estado.

Desde su cuenta en Twitter, Trump volvió a la carga contra el gobernador de California, en esta ocasión por la polémica en torno al despliegue de la Guardia Nacional para ayudar en las tareas de vigilancia fronteriza, y reiteró su condena de las “ciudades santuario” en ese estado.

“Hay una Revolución en California. Tantas áreas Santuario quieren salirse de este ridículo concepto que crea brote e infestación de crimen”, afirmó Trump.

“Jerry Brown está tratando de salirse (del acuerdo sobre) la Guardia Nacional en la frontera, pero la gente del Estado no está contenta. Quieren seguridad AHORA!”, exclamó Trump.

En las últimas semanas han crecido los choques entre grupos a favor y en contra del movimiento “santuario” en California. Hoy mismo, grupos cívicos entablarán una demanda contra la ciudad de los Alamitos, en el Condado Orange, por la adopción el lunes pasado de una ordenanza que le permite una “exención”  de la ley “santuario” en California.

En el marco de su combate contra la inmigración ilegal, Trump firmó una proclamación el pasado 4 de abril para el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur,  en parte por su frustración de que el Congreso sólo le aprobó $1,600 millones para el muro y la seguridad fronteriza para el año fiscal en curso. La Casa Blanca había solicitado $25,000 millones.

El Pentágono confirmó el lunes que 900 soldados de la Guardia Nacional, han sido desplegados a la frontera con México desde el pasado 6 de abril, de los cuales 650 han sido enviados por Texas.

California es el gran ausente debido a la negativa de Brown a participar en tareas relacionadas con inmigración.

Las autoridades en Washington aseguraron a la prensa que California había cancelado su oferta de enviar 400 soldados a la frontera, pero Brown ha insistido en que el plan sigue en pie solo que éstos no participarán en el reforzamiento de la política migratoria.

En el encuentro con los periodistas, el subcomisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP), Ron Vittielo, había expresado confianza en que se podría negociar un nuevo acuerdo con California a corto plazo.

Brown dijo ayer en Washington que se está negociando la posibilidad de que California envíe a entre 200 y 400 soldados, y que hay “buena comunicación” entre la Guardia Nacional del estado y la sede central en Washington.