Informe: el aire de NYC nunca había estado tan limpio

Disminuyó 95% el promedio de dióxido de azufre por regulaciones a combustibles para calefacción

“Desde los albores de la revolución industrial, los neoyorquinos no han podido respirar tan limpio”, afirmó la alcaldía en un comunicado enviado en la víspera de la celebración del Día de la Tierra este 22 de abril.

La ciudad tiene la mejor calidad de aire desde que comenzó un programa de vigilancia en 2008, según el Departamento de Salud (DOH).

La llamada “Encuesta comunitaria sobre el aire de Nueva York” investiga los contaminantes que causan problemas a la salud, como enfermedades en el corazón y pulmonares. A menudo provienen de vehículos, calderas y hornos de construcción.

“Estamos haciendo grandes progresos en la reducción de la contaminación del aire para ayudar a proteger la salud de todos (…) Todavía hay mucho más trabajo por hacer para reducir la contaminación en algunas partes de la ciudad, donde afecta desproporcionadamente a las comunidades ya vulnerables”, detalla el comunicado.

La calidad del aire en la ciudad ha mejorado continuamente, según el informe, que muestra el progreso hacia la meta de lograr el aire más limpio entre las ciudades grandes de EEUU para el año 2030.

El estudio descubrió que han bajado los niveles de partículas finas, dióxido de nitrógeno, óxido nítrico y carbón negro. El nivel promedio de esos contaminantes, de acuerdo con los hallazgos, ha disminuido en 28, 27, 35 y 24%, respectivamente. Las zonas que tienen una alta densidad de tráfico, gran concentración de edificios y áreas industriales aún ven muchos de estos contaminantes.

La ciudad aseguró que también disminuyó 95% el promedio de dióxido de azufre durante la época invernal, gracias, en parte, a las regulaciones en los combustibles utilizados para la calefacción.

“El aire puro es uno de los factores más importantes de la salud pública y la calidad de vida”, dijo Mark Chambers, Director de la Oficina de Sostenibilidad de la alcaldía, en un comunicado. “Pasar a vehículos eléctricos, tirar menos basura y usar menos energía continúa el trabajo de hacer que nuestro aire sea lo más limpio que ha sido en medio siglo”, agregó.