Impulsan ley para que respeten derechos reproductivos de trabajadoras en NYC

El concejal Jumaane Williams reintrodujo un proyecto que prohíbe a empleadores discriminar a las mujeres basándose en las decisiones sobre salud reproductiva
Impulsan ley para que respeten derechos reproductivos de trabajadoras en NYC
Manifestantes exigen ley para que derechos reproductivos no sean pisoteados por empleadores

Las mujeres en Nueva York siguen expuestas a que los patronos pisoteen sus derechos por las decisiones que toman sobre su vida reproductiva, según muestran cientos de historias que preocupan a líderes políticos y activistas que este martes anunciaron la introducción de una iniciativa de ley en el Concejo Municipal para poner freno a esos abusos.

Así lo dio a conocer el concejal Jumaane Williams, quien reintrodujo un proyecto de ley que fue dejado de lado el año pasado, y que prohíbe la discriminación basada en decisiones sobre salud reproductiva.

“Si seguimos permitiendo esto le estamos negando a las mujeres sus derechos humanos, porque ningún empleador debería meterse en asuntos que son estrictamente personales”, mencionó el líder político de Brooklyn, tras citar algunas historias en las que las que a las mujeres les fueron vulnerados sus derechos laborales por hechos como el embarazo fuera del matrimonio o planificación familiar.

William mencionó que urge que la Gran Manzana proteja a sus mujeres con leyes, más en este momento en que el Gobierno Federal intenta limitar el acceso a servicios esenciales como los métodos de control de fertilidad.

Manifestantes exigen ley para que derechos reproductivos no sean pisoteados por empleadores

“Es importante que en medio de las políticas que ha impulsado la locura naranja (Donald Trump), en Nueva York podamos proteger a nuestra gente y vamos a ser lo que sea necesario para que sea así”, agregó el concejal.

Por la libertad de la mujer a decidir

Helen Rosenthal, presidenta del Comité de la Mujer del Concejo, advirtió que ante las constantes amenazas del Gobierno Federal sobre la libertad de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo, es necesario tomar acciones, que el Estado debió haber tomado ya y que no ha hecho. La Legislatura estatal tiene un proyecto en el que se pretende que las mujeres puedan acceder a procedimientos médicos o medicamentos, desde tratamiento de fertilidad hasta control natal y aborto, sin represalias en el lugar de trabajo por parte de un jefe, pero se ha quedado estancado.

“Si el Estado hubiera aprobado la ‘ley del jefe’, que da protecciones a los derechos reproductivos, estaríamos cubiertos. La Asamblea la pasó el año pasado, pero los republicanos en el Senado siguen frenando la iniciativa, entonces como Ciudad tenemos que movernos rápido”, comentó la concejal de Manhattan.

Dicha legislación prohibiría a los empleadores acceder a la información personal de un empleado con respecto a la toma de decisiones de salud reproductiva o imponer requisitos que obstruyan su derecho a tomar estas decisiones y acceder a los servicios médicos y de salud relacionados. Al mismo tiempo se promoverían medidas para garantizar que se notifique a los empleados sobre sus derechos reproductivos y las sanciones en las que incurran empleadores.

La defensora del pueblo Letitia James manifestó su apoyo al proyecto de ley municipal y criticó que siendo Nueva York una ciudad progresista todavía las mujeres y otros grupos vulnerables estén desprotegidos ante la voluntad de empleadores por sus decisiones sobre reproducción o salud sexual.

“Es inexcusable que todavía estemos pidiendo tener libertad sobre nuestras decisiones reproductivas”, dijo la funcionaria. “Nadie merece estar a merced de nadie”.

Manifestantes exigen ley para que derechos reproductivos no sean pisoteados por empleadores

La legislación municipal incluye además protección por asuntos de natalidad, anticoncepción, tratamientos de fertilidad, planificación familiar, pruebas de embarazo, abortos y las pruebas y el asesoramiento del VIH.

Emily Kadar, administradora de asuntos de Gobierno del Instituto Nacional de Salud Reproductiva destacó que la ley es un asunto de justicia y freno a los abusos.

“Es importante proteger por ley el derecho al aborto, a los métodos de planificación y ante todo que la gente tenga acceso a esos cuidados y si estamos viendo que existe miedo de acceder a ello por temor a retaliaciones del empleador, entonces el derecho no se está garantizando y eso es discriminación”, comentó la activista.

Los proponentes de la ley esperan que el Concejo la lleve pronto a la mesa para su discusión y aseguran que con ello se pueda enviar un nuevo mensaje a Washington sobre el respeto y protección a la igualdad que promulga la Gran Manzana.

“Con esto estaríamos yendo un paso más allá para proteger a nuestra gente y especialmente a las comunidades más vulnerables”, agregó la concejal Rosenthal.