La ayuda para pagar la MetroCard tendrá que esperar

El presupuesto del Alcalde no alivia el coste del transporte pero tiene partidas para la ayuda a inmigrantes
La ayuda para pagar la MetroCard tendrá que esperar
Unos 8,000 neoyorquinos se beneficiarían con el subsidio a la MetroCard.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En la ciudad de Nueva York no solo las rentas son muy alta, sino también lo es el transporte público, sobre todo para muchas personas de bajos recursos que no tienen más remedio que usarlo constantemente. Y un alivio que supondría un subsidio para descontar el precio de la MetroCard para unos 800,000 neoyorquinos pobres, como solicitaba el Concejo Municipal, fue dejado afuera del presupuesto del Alcalde para 2019.

Se estimaba que esta ayuda, conocida como ‘Fair Fares’, costará unos $212 millones, dinero que la Ciudad tiene disponible en estos momentos gracias a los ahorros que se han realizado, y es algo en lo que no ha dejado de insistir el presidente del Concejo Corey Johnson, quien al igual que las asociaciones que velan por los usuarios del Subway como Riders Alliance y Community Service Society, lamentaron que la medida no saliera adelante en el presupuesto que Bill de Blasio presentó el jueves.

El Alcalde dijo que creía en la idea del Fair Fares pero el problema no es tanto el dinero, sino otros con raíces profundas. Se refiere a la financiación de la MTA y las constantes disputas que se mantienen con Albany con respecto a esta cuestión clave. “He dicho constantemente que no creo que sea responsabilidad de la ciudad pagar por ello, creo que es de la MTA”, explicó en rueda de prensa.

El mandatario sigue abogando por un impuesto a los millonarios de la ciudad para dotar presupuestariamente las necesidades de la MTA, algo que no se contempla en Albany. No obstante, De Blasio dijo que hablará con el Concejo porque es una propuesta “justa, legítima y llena de sentido”.

Pero de Blasio, que ha culpado al Gobierno del Estado en Albany de severos reveses en las cuentas por la falta de $530 millones en distintas partidas que tendrían que haber llegado a la ciudad (casi la mitad en capital para el metro), cree que dar un paso adelante con ello tiene “ramificaciones en nuestra relación con la MTA y el Estado que se ha convertido, creo, en algo un poco injusto últimamente”.

Ante las tiranteces con respecto a la MTA, De Blasio quiere ser “cauteloso con cualquier cosa que se refiera a su financiación”.

El presupuesto del Alcalde, tampoco contempla un reembolso fiscal de $400 para los propietarios de viviendas que ingresen menos de $150,000 anuales. De Blasio cree que en este sentido lo que hay que hacer es reformar el sistema de tributación de la propiedad.

El Alcalde aseguró, no obstante, que quiere hacer la ciudad más justa y para ello ha dotado a otras partidas como por ejemplo más apoyo para estudiantes en refugios para los sin techo ($12 millones), eliminar las listas de esperas para trabajos en NYCHA ($20 millones) y $30.8 millones más (y ya serán algo más de $92 millones en total los que haya) para asesoría a inquilinos que tengan que enfrentarse a un desalojo.

Además a partir de 2019, se dedicarán $30.7 millones para asesoría legal para inmigrantes. Con ello se trata de cubrir la representación de las personas que estén enfrentándose a un proceso de deportación y otros problemas derivados de su estatus migratorios como la detención, solicitud de asilo o menores no acompañados. En todo el presupuesto se recuerda que la mayor parte de los servicios de la ciudad están abiertos a quienes residan en la ciudad sin importar su estatus.

Para el año que viene se dedicarán  $200.8 millones para asistencia al alquiler y luchar así contra el desamparo.

Alrededor de la web