‘Al Final… Todo Queda en Familia’, la apuesta de Univision los domingos

Alan Tacher y Ximena Córdoba presentan el nuevo show de Univision que apuesta por una fórmula tradicional: que la familia se reúna a ver televisión
‘Al Final… Todo Queda en Familia’, la apuesta de Univision los domingos
Al Final Todo Queda en Familia
Foto: Cortesía Univision

Mientras muchos ejecutivos de medios hispanos corren una carrera feroz para conquistar a las nuevas generaciones, los ‘Millennials’, Univision apuesta una vez más a los programas tradicionales que busca reunir a la familia entera frente a la televisión.

Este domingo se estrena, a las 8/7 PM Centro, ‘Al Final… Todo Queda en Familia’, conducido por Alan  Tacher y Ximena Córdoba. Un show de juegos donde el capitán es el niño de la familia y todos participan de manera divertidísima, pero lo más importante es que para ganar, además de la inteligencia y las fuerza, se pone a prueba el amor.

En exclusiva entrevistamos a Alan y Ximena, quienes nos cuentan qué significa este desafío para ellos en una época de tanta crisis en el medio.

Pregunta: ¿Listos para el desafío de que la familia se siente a verlos los domingos?Alan Tacher: Creo que fue un gran acierto de Univision el seguir con esa idea después de ‘Pequeños Gigantes’. ¿Por qué no meter una serie o una telenovela o una película?… Creo que vieron el resultado, vieron que le llegaba a toda la familia, entonces por qué no seguir con la misma fórmula.

Ximena Córdoba: Esta fórmula además es perfecta porque incluye a los niños y la familia, y tiene el extra que se está incluyendo a las personas de la tercera edad: abuelitos y abuelitas, y es increíble porque en la mayoría de los casos son ellos los que se sientan a ver la tele y no se les ha dado el protagonismo que merecen.

A.T.: Y son desconocidas, y son divinas. No hubo mejor casting en la vida, es un segmento maravilloso, un genio al que se le ocurrió, y yo me siento tan a gusto platicando y cuando hacemos el juego, me remonta aquellas épocas cuando yo me sentaba con los míos a platicar de la vida, no había celulares, ni nada, veíamos la televisión juntos.

P: En una época en donde los ejecutivos de la cadenas tienen una carrera feroz por conquistar a los ‘Millennials’, apostar a la familia parece ser un riesgo, aunque está comprobado que son realmente los que miran la televisión tradicional…
A.T.: La gente piensa que ya no se ve la televisión como antes y de antes, y este formato podría perfectamente funcionar bien hace 20 años, es un clásico y la gente lo va a seguir viendo… Entiendo que estamos entrando en un mercado de ‘Millennials’, de las redes sociales que hay que estar, involucrarse, pero quizás un joven va a involucrarse a ver a su hermanito más pequeño y a su papá y su mamá.

X.C.: Pero se van a involucrar, Alan y yo tenemos hijos ‘Millennials’ y no hay nada más importante en la vida de Samuel que su mamá y su abuelita, no importa la edad que tengan, siempre han tenido una abuelita ahí que le sirvió el desayuno. Es parte del núcleo familiar y de los que es la televisión latina en Estados Unidos y en México, y yo creo que ese va a ser la cereza en el pastel.

A.T.: Y hablamos de un ‘Millennials’ hispano porque somos todos pegados, andamos todos juntos. Todas las vacaciones me llevo a mi mamá con mi hijos, es la abuela. Tomamos las decisiones todos juntos. Es una fórmula muy riesgosa, pero muy agradable, hay que darle la oportunidad a las personas que siguen viendo y reuniéndose en la casa para ver la televisión.

P: ¿Qué fue lo que más disfrutaron y lo que más les impactó del show?
X.C.: Alan sabe, yo estoy súper enganchada con el juego de las nannis. Yo no tuve mucho la oportunidad de disfrutar a mis abuelas y no tuve abuelos, no los conocí, por alguna razón yo amo escuchar a los abuelos. Yo me senté a hablar con ella, una se llama Rosie y me decía: “Me parece tan especial que le den la oportunidad a una señora como yo, yo estaría en mi casa quien sabe haciendo qué, pero para mí tener esta experiencia, estar en un set de televisión y con la juventud, esto es demasiado”… No pueden ser palabras tan hermosas y tan sabias, y me hacía entender qué bendición tan grande la que Dios nos está permitiendo tener con solamente escucharla a ella hablar.

A.T.: Siempre mencionamos que es un programa familia y la mayoría lo son, aquí se involucra a la familia, hay un abuelito, una abuelita que participan en muchos de los juegos, el niño es el capitán y el niño decide qué familiar es el que va participar. Llaman mucho la atención los premios, creo que hace mucho no se veía premios tan importantes, Australia 12 días todo pagado, París, es una emoción indescriptible, una camioneta que vale 30 0 40 mil dólares, está increíble.

Alan Tacher y Ximena Córdoba presentan “Al Final Todo Queda En Familia”

P: Trabajar con niños es un desafío constante, ¿cómo ha sido para ustedes?
A.T.: Hay que motivarlos todo el tiempo… El programa dura dos horas, pero a la hora de grabarlo es más largo, entonces hay que tener paciencia también. Le damos chocolates a toda la familia para que tengan energía porque duran mucho, y además ellos no están acostumbrados a lo que es la televisión. Muchas veces platicamos con ellos y nos dicen que está difícil. Mantenerlos frescos o involucrarlos.

X.C.: Cabe resaltar que Alan hace un trabajo increíble porque esto sale dos horas al aire pero nosotros grabamos muchísimas más horas… Él tiene a la familia ahí de 6 a 8 horas, desde el niño hasta el abuelito, y los tiene enganchados, súper animados y lo que más me gusta es que cuando está con los pequeños él se vuelve uno de ellos, está bien divertido, lo hace excelente y no hay mejor persona para hacerlo.

A.T.: Estoy muy emocionado y más de regresar después de tantos años, gracias Xime, ella también ha sido una gran bendición no solo por la belleza, sino también por el talento, gracias a Dios tuve la bendición de conocerla en ‘Despierta América’, trabajamos juntos, es más fácil. Me gusta hacer programas de concursos, involucrarme, estar cerca de las familias, el público en vivo nos motiva mucho y por más que estemos cansados nos motiva la energía. Nos compartimos hasta las vitaminas para mantenernos activos.

P: En una época de tanta crisis en la televisión, los despidos tanto en Univision como en Telemundo, y los que vienen, el hacer este tipo de programas, ¿es un respiro, un oasis, en medio de la angustia y la tensión?
A.T.: Como bien sabemos todos y no solamente en Estados Unidos con Telemundo y Univision, también en México y en el mundo entero ha habido unos cambios enromes en cuestión de la televisión… Hablamos de  los ‘Millennials’, las redes sociales, la gente ya no está prendiendo la televisión, esto sí lo ven, yo creo que los programas de la mañana, los deportivos, las cuestiones musicales y de este tipo de programas familias se siguen viendo en la televisión, y sí es un oasis, un respiro para olvidar no solamente en nuestro caso la televisión, la gente en su casa de repente la despidieron, o viene la mala información, no poder pagar ciertas cosas por lo menos le queremos dar estas dos horas de alegría, que se le olviden un poco los problemas.

X.C.: Para mí el año y medio laboral que ha transcurrido ha sido muy positivo, Dios, la vida, me permitió vivir cosas increíbles, estuve en México haciendo la novela, luego me llamaron para presentar un reality que por muchos años es muy popular en Colombia, han sido cosas muy especiales, llego aquí a Miami y dos meses después me dicen de hacer este programa con Alan Tacher que va a salir en México y en Estados Unidos y dices: “Dios, gracias”… Es una bendición súper grande, el arriesgarte a irte por proyectos pero la vida te sorprende con diferentes lugares, diferentes países, diferentes culturas.

A.T.: Y yo con torta bajo el brazo, el Emmy, otro programa en México que estoy haciendo para el Mundial, y luego otro que haré en la época del Mundial solo para Univision… Hay veces que no cae nada y a veces te cae todo junto. Siento y de verdad de corazón que es por Liam, mi hijo, y por mi papi que desde el cielo me están cuidando.

MIRA AQUÍ UN ADELANTO:

Loading the player...