Los desagradables detalles sobre el pene de un acusado en corte de Brooklyn

Y los fiscales quisieron confirmar la información pidiendo al sujeto que se bajara los pantalones
Los desagradables detalles sobre el pene de un acusado en corte de Brooklyn
Las múltiples acusaciones de asalto sexual ocurrieron presuntamente en el Centro Metropolitano de Detención.
Foto: google maps

Los miembros del jurado de un caso por asalto sexual de un oficial de prisiones de Brooklyn están cansados de escuchar los detalles sobre el pene del sujeto.

En la última sesión del caso, los miembros del jurado estaban “desesperados” y fastidiados de que escuchar a los fiscales preguntar sobre la forma y el olor del falo del teniente Eugenio Pérez, que según los federales es tan característico, que les ayudó a confirmar las historias de las mujeres.

“Era tan grande. Quería vomitar”, dijo una exreclusa de 50 años a través de un intérprete mientras explicaba cómo Pérez la obligó a practicar sexo oral con él mientras trabajaba en el Metropolitan Detention Center en 2016. “Olía como si no se lavara o tomaba una ducha… era un olor muy fuerte”.

El jurado, según el New York Post, no esconde sus emociones de desagrado cada que escucha a las testigos cuando hablan de los detalles.

“¿Puede describir cómo era el pene del teniente Pérez?”, preguntó nuevamente la fiscal federal adjunta Nadia Shihata.

“Es grande. Grasiento”, respondió la mujer, apodada Jane Doe 3 en el juicio y, a pesar de  que los miembros del jurado se mostraron incómodos con la respuesta, ella continuó y reveló más desagradables detalles.

En los documentos de la corte, los fiscales dicen que tres de los cinco acusadores de Pérez dieron descripciones iguales del poco común pene del sujeto.

Los fiscales pidieron confirmar las afirmaciones y obtuvieron la orden para que el hombre les mostrara el pene.

“Él no fue circuncidado. Era grande, y era como un anzuelo… Era enorme y curvo”, dijo la mujer de 38 años en el tribunal, donde se sigue el caso contra tres vigilantes por abusos sexuales en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn.