Los trabajadores independientes aseguran su paga

Con la nueva ley, quien protesta recibe su cheque

Hace un año entró en vigor la ley de protección a freelancers./Archivo
Hace un año entró en vigor la ley de protección a freelancers./Archivo
Foto: El Diario

La ley que hace un año entró en vigor para proteger a los trabajadores independientes, Freelance Isn´t Free Act, ha permitido canalizar 264 quejas, el 98% de ellas por problemas con los pagos de sus servicios. La mayor parte de estos trabajadores consiguieron asegurar el pago de sus honorarios en periodos que han fluctuado de los 30 a los 90 días y el 90% de ellos ha cobrado todo lo que se les debía.

El Departamento de Consumidores de la ciudad (DCA) ha permitido que estos freelancers recuperen $254,866 en salarios debidos y solo el 2% de ellos han tenido que interponer una demanda para obligar el pago por parte de quienes les han contratado. Los más jóvenes, quienes usan el inglés como primera lengua y quienes trabajan en el mundo de las artes entretenimiento y medios, son los que más han usado los recursos que ha puesto a su disposición esta ley para dar salida a una queja o entender mejor sus derechos.

En el primer año de la ley, que obliga a que se firme un contrato cuando la cuantía del trabajo exceda los $800, se han recibido 299 consultas y el DCA ha ayudado tanto a los trabajadores independientes como a quienes les contratan a entender sus derechos y obligaciones.

Cuando los pagos no han llegado a tiempo o como estaba estipulado entre las partes el DCA ha mandado notas de queja a quienes les ha contratado. Con esa nota de queja el 77% ha escrito el cheque correspondiente al freelancer.