Ordenan al NYPD revisar prácticas y frenar arrestos por marihuana

La medida del Alcalde ocurre justo cuando el Concejo Municipal exigía cambiar las detenciones por multas, tras denunciar que la Policía castiga mayormente a hispanos y negros
Ordenan al NYPD revisar prácticas y frenar arrestos por marihuana
Corey Johnson y Al Sharpton en la conferencia sobre el freno de arrestos por marihuana

En promedio en la ciudad de Nueva York cada día son arrestadas unas 50 personas, en su mayoría miembros de las minorías, por hechos relacionados con posesión y consumo de marihuana, pero esto pronto será asunto del pasado.

Así lo anunció este martes el alcalde Bill de Blasio, tras ordenar al Departamento de Policía (NYPD) que revise y reforme la manera en que se castiga a quienes fuman marihuana en los cinco condados y se disminuya la práctica de las detenciones, que afectan principalmente a latinos y negros. El año pasado hubo 16,925 arrestos, de los cuales 86% fueron personas de las minorías y menos del 14% fueron blancos.

“Hoy estoy anunciando que el NYPD revisará y reformará sus políticas relacionadas con la aplicación de la ley sobre la marihuana en los próximos 30 días”, aseguró De Blasio durante una reunión con otros líderes demócratas en la Conferencia de Ideas del Centro para el Progreso Americano, en Washington.

“Debemos acabar y vamos a terminar con detenciones innecesarias, y poner fin a la disparidad en la aplicación de las leyes. Es hora de que eso sea una cosa del pasado en la ciudad de Nueva York y en todo el país”, comentó el Alcalde. “Este es el tipo de cambio que podemos hacer, pero podemos hacerlo debido a todos los cambios que vinieron antes. Y este es el punto con el que concluiré. Cada cambio construye el siguiente”.

El anuncio de De Blasio se dio justo cuando el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, y otros líderes neoyorquinos, denunciaban este martes con números en mano, que en los arrestos por casos de marihuana en Nueva York existe un “patrón racial” por parte de la Policía, e hicieron un llamado a la Administración local para que acabe con las detenciones por consumo y en cambio emita multas.

“Hemos sido testigos de la disparidad racial con la que se han dado los arrestos por marihuana y vamos a decirlo claro: es injusto, no está bien y tienen que terminar ahora mismo, porque no es posible que casi el 90% sean hispanos y negros, cuando el nivel de consumo es el mismo en todos los grupos raciales”, aseguró Johnson.

Alto al perfil racial

El líder del Concejo advirtió que mientras el Estado toma la decisión de legalizar la marihuana, Nueva York debe actuar con sabiduría y no enviar a jóvenes a la cárcel por consumir la hierba.

“Tenemos que asegurarnos de que la Policía actúe con justicia en todos los vecindarios y que no lo haga con perfiles raciales, y actualmente eso no se está cumpliendo, pues las cifras no mienten”, agregó el político, mostrando datos que revelan que en varias partes de la ciudad de mayoría blanca, el número de arrestos fue mínimo, comparado con las llamadas que el 911 y el 311 recibió por quejas de consumo en barrios de minorías.

Johnson dijo además que no tiene sentido que mientras los fiscales de distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance y de Brooklyn, Eric González, han manifestado que dejarán de procesar criminalmente a la gran mayoría de las personas arrestadas por cargos de marihuana, los policías siga arrestando a negros e hispanos.

El reverendo Al Sharpton también señaló al NYPD por cometer actos de discriminación con los arrestos. “Esa disparidad es intolerable (casi 9 de 10 arrestos son personas de color) y las detenciones por marihuana son ahora el nieto de la política de ‘Stop and Frisk’ que perseguía mayormente a hispanos y negros”.

Richard Donovan, presidente del Comité de Seguridad Pública del Concejo, exigió a la Uniformada no solamente que cese con los arrestos sino que haga una revisión de sus tácticas, que en ocasiones están “perpetuando la discriminación”.

“Esas detenciones destruyen familias y vidas y a las comunidades y la Policía no puede justificar lo injustificable, porque si alguien es negro y fuma va a la cárcel y si es blanco tiene el permiso de hacerlo”, dijo el político de Brooklyn.

Directo a Rikers Island

El concejal Ydanis Rodríguez también advirtió que la Policía no está midiendo a todos los consumidores con la misma vara y pidió que ponga fin a las detenciones por consumo, sin excepciones. “Si eres blanco, tienes licencia para fumar marihuana pero si eres hispano o negro te vas a la cárcel de Rikers Island”, advirtió el concejal.

La defensora del pueblo Letitia James recibió con buenos ojos el anuncio de De Blasio sobre la revisión del cambio de la aplicación de la ley por consumo de marihuana, pero advirtió que no se puede dejar de revisar la manera como el NYPD ha actuado contra hispanos y negros en los arrestos.

“Mientras continúo abogando por la legalización de la marihuana en Nueva York, le pido al alcalde De Blasio que tenga el compromiso de estudiar los impactos negativos de los arrestos por marihuana en nuestros vecindarios”, dijo la Defensora. “Es un primer paso importante para garantizar prácticas de aplicación justas y eliminar la criminalización injusta de comunidades de color que ha persistido durante demasiado tiempo”.

Revisión profunda en el NYPD

Sobre la manera en cómo el NYPD promoverá los cambios sobre arrestos por marihuana, el comisionado de Policía James O’Neill explicó que harán una revisión profunda que equilibre la justicia, la seguridad pública y la calidad de vida de los neoyorquinos, aunque destacó que actualmente ya implementan el principio de disminuir detenciones e imponer multas.
“Desde 2014, el NYPD ha trabajado para reducir los arrestos por posesión de marihuana en los casos en que ese sea el cargo más grave que enfrenta una persona, y en su lugar se emiten citaciones por posesión, que no crean antecedentes penales a menos que no se reciba respuesta’, dijo el jefe de la Uniformada.
“Estoy seguro de que lograremos lo mejor para nuestras comunidades y equiparemos a las mujeres y hombres del Departamento de Policía para hacer su trabajo de manera efectiva y segura”.
O’Neill agregó que en los últimos cuatro años, los arrestos por marihuana en toda la ciudad han bajado un 32%, mientras que la emisión de citaciones ha aumentado un 57%. Y aunque explicó que las llamadas de quejas de la comunidad sobre marihuana que ellos atienden han aumentado un 26%, negó que los oficiales actúen con tintes raciales, pero igualmente promoverá una revisión de sus operaciones.
“El NYPD revisará nuestras prácticas para garantizar que la aplicación sea consistente con los valores de justicia y confianza en la raíz del programa de Policía comunitario”, dijo el Comisionado. “El NYPD no tiene interés en arrestar a los neoyorquinos por delitos de marihuana cuando esos arrestos no tengan ningún impacto en la seguridad pública”.

Arrestos relacionados con marihuana en NY:

  • 1993: 5,221
  • 2000: 60,190
  • 2004: 32,735
  • 2010: 50,383
  • 2016: 17,097
  • 2017: 16,925
  • 86% de las detenciones son de negros y latinos.
  • 40% disminuyeron los arrestos por marihuana en general desde 2013
  • 8 veces más de probabilidades de ser arrestadas por marihuana tienen las personas de color comparadas con personas blancas.

?>