Yonkers aprueba resolución de apoyo a licencias de conducir para indocumentados

Esta ciudad se suma a otras tantas del estado que piden a la Legislatura y gobernador, apruebe el proyecto de “Ley luz verde”
Yonkers aprueba resolución de apoyo a licencias de conducir para indocumentados
Uno de los tantos jornaleros que ofrecieron testimonio sobre la necesidad de tener licencias de conducir.

NUEVA YORK.– La aspiración de los inmigrantes indocumentados de contar con licencias de conducir en el Estado de Nueva York dio un paso adelante.

Este martes, el Concejo Municipal de Yonkers, en el condado de Westchester aprobó una resolución pidiendo a la Legislatura y gobernador del Estado de Nueva York, apruebe el proyecto de Ley de Privacidad y Acceso a Licencias de Conducir, también conocida como: “Ley luz verde”.

La sala de audiencias del Concejo de Yonkers estuvo colmada de inmigrantes.

Según Diana Sánchez, coordinadora comunitaria del Movimiento Santuario de Yonkers, la resolución viene a renovar el optimismo de miles de inmigrantes que viene pugnando para que la ley sea aprobada por la Legislatura estatal.  Yonkers se suma a otras ciudades del Estado como Mamaroneck, Portchester, Syracuse, Irvington y Poughkeepsie, que apoyan el acceso a licencias de conducir para indocumentados.

La propuesta para apoyar la “Ley luz verde”, patrocinada por la concejal Corazón Pineda-Isaac, fue aprobada por el Concejo de Yonkers por un voto de 4 a 3.

“Aunque la responsabilidad de aprobar el proyecto de la ‘Ley luz verde’, recae en el estado de Nueva York, la aprobación de esta resolución en la ciudad demuestra una intención de apoyo y compromiso por parte de nuestros funcionarios electos para todos los residentes de nuestra ciudad”,  dijo la concejal a través de un comunicado.

La edil de origen dominicano ha sido una partidaria inquebrantable de los derechos de los inmigrantes. En 2014 fue ella quien propuso que Yonkers fuera declarada ‘Ciudad Santuario’.

“Yonkers fue testigo de la capacidad de recuperación de las personas a través de sus historias, y el Movimiento Santuario de Yonkers agradece más que nunca que el Concejo escuchara a su comunidad y sus necesidades aprobando la resolución en apoyo al proyecto de Ley de Privacidad y Acceso a Licencias de Conducir”, dijo la activista Diana Sánchez.

Testimonios conmovedores

Miembros del Movimiento Santuario de Yonkers y Obreros Unidos de Yonkers, una organización de jornaleros del área, ofrecieron sus testimonios para que el Concejo adoptara la resolución.

“Contar con una licencia es una necesidad imperiosa. Nuestras familias sufren mucho, especialmente en invierno cuando no podemos llevar a los niños a la escuela, o en caso de alguna emergencia, a los hospitales. Muchas veces, los taxis no responden y simplemente no podemos llegar de ninguna manera”, dijo Aurelio Castro, de 43 años, originario de Toluca, México.

Castro, un obrero de la construcción que reside en Yonkers por 22 años, dijo sentirse contento por la resolución a favor de apoyar las licencias dada por la ciudad de Yonkers.

Celestino González, de 47 años, originario de Atlacomulco en el estado de México, declaró que tener licencia en el estado de Nueva York es una gran necesidad y si se aprueba será muy favorable.

“Ahora que soy abuelo de dos nietas hermosas, no quiero repetir la mala experiencia que tuve como padre. Por no poder conducir, nunca pude llevar a mi único hijo a la playa, ni a los lagos; tampoco pude asistir a las reuniones de padres en la escuela”, contó González y agregó que por fortuna, nunca tuvo la necesidad de tener llevarlo a un hospital de emergencia, qué hubiese pasado sin tener como movilizarme”.

González que trabaja como obrero de construcción dijo sentirse impotente pero, abriga la esperanza de que pronto se apruebe el acceso a las licencias de conducir: “Queremos lo mejor para nuestras familias y para la comunidad donde vivimos”.

Para Rigoberto Gutiérrez, de 36 años, también mexicano de Veracruz, su situación es diferente porque sí cuenta con una licencia de conducir. No obstante, también ofreció testimonio por cuanto dijo, se pone en el lugar y entiende el sufrimiento de quienes no la tienen.

“En primer lugar, ayudan a la seguridad. Las licencias identifican a quién está detrás de un volante y quienes la obtienen, necesariamente tienen que pasar un examen y aprender las leyes de tránsito. En segundo lugar, generan recursos para la ciudad y para el estado a través de los impuestos de compra de gasolina, seguros y del vehículo y, en tercer lugar, es muy importante para trabajar y atender a la familia”, explicó Gutiérrez.

Según un reporte de la Hudson Valley Community Coalition, en el 2014 en Yonkers, aproximadamente 14,000 personas no están documentadas, lo que fue uno de los argumentos para que sea declarada ‘Ciudad Santuario’ y también sirve de base ahora para sustentar la necesidad de las licencias de conducir.