España “en crisis” por resistencia de Mariano Rajoy a renunciar tras escándalo de corrupción

Y nacionalistas vascos apoyan al socialista Pedro Sánchez para asumir el cargo

España “en crisis” por resistencia de Mariano Rajoy a renunciar tras escándalo de corrupción
Mariano Rajoy acudió al Congreso español.
Foto: EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El primer ministro Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP) está contra las cuerdas por no querer renunciar y la presión de su opositores para una moción de censura que, a la postre, podría destituirlo.

En un análisis de la situación, el diario El País apuntó en una editorial que la mejor opción sería “consultar a la gente lo antes posible”, ante las posiciones que tiene el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 85 votos garantizados en la moción de censura.

Sin embargo, esta mañana el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ya sumó al PSOE para impulsar a Pedro Sánchez como jefe del Gobierno de España, lo que abre la puerta a la sustitución de Rajoy.

El PNV ha comunicado al PP que apoyará la moción de censura que se celebra en contra de su Gobierno que, en caso de salir adelante en la votación de este viernes, llevará a Sánchez a la presidencia del Gobierno, confirmaron fuentes populares.

La dirección del PNV ha tomado esta decisión mientras se celebra la primera jornada del debate de esa moción, consciente de que sus votos son decisivos para que el secretario general de los socialistas españoles sea presidente del Gobierno, porque cuenta con el respaldo de otros grupos de izquierda y nacionalistas.

Sánchez necesita al menos 176 de los 350 escaños del Congreso y los parlamentarios del PNV son clave para alcanzar ese umbral con el que se convertiría en jefe del Ejecutivo.

Rajoy criticó al PSOE de tener una visión “interesada y manipulada” de la sentencia que condenó al Partido Popular (PP), que él dirige, por beneficiarse de una trama de corrupción.

Rajoy, en su primera intervención en el debate de la moción de censura que presentó el PSOE, insistió en que la citada sentencia no tiene “ni una línea de condena al Gobierno y al PP”.

El PSOE presentó su moción de censura el pasado 25 de mayo, después de que la Audiencia Nacional española condenara al PP por lucrarse en una trama de corrupción, conocida como “Gürtel” y de quedar acreditado en la sentencia que durante años contó con una caja “B”.

“El PP no es un partido corrupto, aunque a ustedes les disguste”, subrayó el jefe del Ejecutivo en su defensa en el Congreso.

El presidente del Gobierno calificó la iniciativa socialista de “temeraria” y dijo que responde a “los afanes” de su líder, Pedro Sánchez, al que acusó de querer llegar al poder sin tener la confianza de las urnas.

Con información de EFE