Nueva Jersey: el Estado Jardín … solar 

Nueva Jersey: el Estado Jardín … solar 
La economía de energías renovables en Nueva Jersey emplea a más de 7,000 personas.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La energía solar se ha convertido en una herramienta clave para combatir la contaminación ambiental y los impactos negativos del cambio climático, especialmente a medida que los precios de los paneles solares están a mínimos históricos. Sin embargo, el costo por instalar esos paneles puede ser demasiado costoso para comunidades de bajos ingresos, aunque sea en esas comunidades donde más se observan daños relacionados al medio ambiente por la contaminación de fuentes de energía sucias,

Afortunadamente, hay una solución: la energía solar comunitaria. Con 16 estados y Washington, D.C. llevando a cabo programas solares comunitarios, Nueva Jersey se convirtió en semanas pasadas en un estado más en formalizar este modelo como una forma estatal de acceso a los beneficios de energía solar.

Podemos imaginarnos a la energía solar comunitaria como a un jardín comunitario. En este jardín, los miembros de la comunidad cuidan y trabajan colectivamente un pedazo de tierra para luego repartirse la cosecha. De igual manera, un sistema de energía solar comunitario y en un edificio público, como las bibliotecas, se mantendría por medio de subscriptores que recibirían y compartirían energía solar para alimentar sus hogares, así como almacenar los excedentes de energía que no se usen, etc.

La genialidad de este modelo de energía solar comunitaria es que, si se diseña e implementa de buena manera, puede servir como una herramienta guía del movimiento verde.

En Nueva Jersey y en todo el mundo, las comunidades de bajos recursos son  las más afectadas por la contaminación de la energía sucia, así como quienes más tienen que lidiar con los desproporcionadamente altos costos. Y por demasiado tiempo, estas comunidades no han podido acceder a la energía limpia que reduciría estas cargas.

La economía de energías renovables en Nueva Jersey emplea a más de 7,000 personas, pero todavía faltan más de tres cuartas partes de los residentes que no han podido acceder a los beneficios de la energía solar de azotea por carecer de un espacio adecuado o no tener la suficiente capacidad de pago para su instalación.

Apoyados por el senador Bob Smith y el asambleísta John McKeon, las propuestas S.2314 y A.3723 son dictámenes idénticos pero escritos con un lenguaje diseñado para crear un programa de energía solar comunitaria en Nueva Jersey. Gracias a la firma del gobernador Phil Murphy, la Junta de Servicios Públicos de Nueva Jersey (BPU, por sus siglas en inglés), tiene ahora la tarea de crear el programa, dando un paso al frente hacia una cultura de energías más limpias, saludables y asequibles para todos.

Mientras la BPU construye este programa, la experiencia de Earthjustice para impulsar a la energía solar comunitaria en otros estados, incluido Maryland, nos ayudará a comprender y defender las mejores prácticas. Por ejemplo, asignando un porcentaje del total de energía producida a clientes de ingresos bajos y moderados, la BPU puede garantizar que cada hogar, independientemente de sus ingresos, pueda tener energía solar.

Lo que es seguro es que los residentes de Nueva Jersey que alquilan o no pueden pagar el costo de instalación de paneles solares, estarán un paso más cerca de poder obtener energía solar gracias a esta importante legislación. Esperamos que más estados sigan el paso de Nueva Jersey.

-Luis Torres es  representante legislativo de Earthjustice.