Piden perdonar a pandillera latina que causó 3 muertos con auto robado en Long Island

La fiscalía la señaló como miembro de la violenta pandilla callejera "Vatos Locos", rival de la Mara Salvatrucha
Piden perdonar a pandillera latina que causó 3 muertos con auto robado en Long Island
Parte de la vía fue cerrada por la policía tras el accidente, el viernes
Foto: CAPTURA 4 NEWS

Cindy Sánchez, la joven pandillera de 15 años señalada por causar la muerte de su hermano y otros dos adolescentes cuando chocó un carro robado en Long Island, tuvo su primera aparición en la Corte el lunes, sesión en la que su abogado solicitó que simplemente se le multara por manejar a alta velocidad.

“El delito que ha cometido es, quizás, exceso de velocidad”, declaró James Toner a la prensa luego de que Sánchez –una madre adolescente que no tenía licencia de conducir-, apareciera en un Tribunal de Familia del Condado Nassau.

“Es una gran tragedia para las familias que perdieron miembros”, agregó el abogado. “Pero es una indiscreción juvenil”.

El juez ordenó que Sánchez sea sometida a una evaluación psiquiátrica en un hospital del área. Eventualmente será enviada a un centro de detención juvenil antes de su próxima cita en la corte, el 3 de julio.

Sánchez y ocho amigos adolescentes residentes de Uniondale tomaron sin permiso la camioneta del padre de uno de ellos y salieron a toda velocidad hacia Jones Beach la mañana del 8 de junio.

Cuando la abarrotada camioneta dobló una curva cerca de la salida M9 en Hempstead, Sánchez perdió el control y el vehículo terminó en un pantano al borde de la carretera, dijeron las autoridades.

Tres ocupantes murieron, todos adolescentes hispanos: Herbert Leo Avilés Maravilla (16), Marlon Carbajal (15) y David Sánchez (13), hermano de la acusada por homicidio y otros cargos.

Los otros ocupantes, incluyendo el bebé de 23 meses de la conductora, sufieron heridas menores.

La fiscal Julia D’Agostino identificó a Sánchez como miembro de la violenta pandilla callejera “Vatos Locos”, que cuenta entre sus rivales a la Mara Salvatrucha (MS-13), grupo trasnacional que ha plagado de violencia y homicidios a Long Island durante años.

El abogado Toner cuestionó la noción de que su joven cliente está afiliada a una pandilla, y agregó que no tiene detenciones en su registro.

También afirmó que Sánchez había tomado el volante sólo porque el conductor designado del grupo, Carbajal, quien murió en el accidente y tampoco tenía permiso de manejo, estaba demasiado ebrio para conducir. “Sus intenciones fueron buenas”, agregó.

El padre de Carbajal, dueño del auto involucrado en el accidente, inicialmente había denunciado el vehículo robado a la policía, sin saber que su hijo y sus amigos habían salido a pasear, según el informe policial.