Cónsules en NYC se unen para exigir reunificar niños inmigrantes con sus padres

Los diplomáticos de México, El Salvador, Honduras, Guatemala y Costa Rica aseguran que hay más de 1,200 menores en la Gran Manzana y exigen al Gobierno Federal que provea información sobre su paradero y el de sus padres
Cónsules en NYC se unen para exigir reunificar niños inmigrantes con sus padres
Cónsules latinos se unen para exigir pronta reunificación de niños indocumentados con sus padres

Los cónsules en Nueva York de México, El Salvador, Honduras, Guatemala y Costa Rica se unieron este martes al clamor del alcalde Bill de Blasio y el gobernador Andrew Cuomo para exigirle a la Administración Trump que suministre información “completa y transparente” sobre los niños inmigrantes que han sido separados de sus padres en la frontera y que han sido enviados a Nueva York.

Los diplomáticos centroamericanos crearon un frente común para proteger a los niños y analizar las herramientas con las que esperan acceder a los datos federales, pero advirtieron que mientras Washington mantenga su postura de no revelar información, será más difícil la pronta reunificación.

“Esto va más allá de políticas y países, se trata de dignidad humana y lo que tememos que hacer es pedirle al gobierno que clarifique la información y promover la reunificación”, comentó el cónsul de Honduras, Juan Diego Zelaya, quien explicó que hasta el momento saben que en la Gran Manzana hay 449 menores de su país.

El funcionario mencionó que ya se ha reunido con varios niños que están bajo el cuidado de la organización Cayuga, en Manhattan, donde les manifestaron que ellos tienen la información sobre cada menor pero no la pueden compartir porque no han recibido un mandato federal.

“Cuando un niño es detenido en la frontera y fue separado de su padre y su madre, había una ficha especial donde se decía a donde se mandó al padre y a donde se mandó al niño y pedimos tener acceso a esa información para poder ayudar”, agregó Zelaya.

Asimismo, el cónsul de Guatemala, Petro Tzunúm, informó que en Nueva York hay 692 menores guatemaltecos, 500 de ellos varones y mayormente adolescentes y dijo que es doloroso que estén separados de sus familias.

“Es difícil ver a los pequeños sin siquiera saber o entender lo que está pasando. La más chiquita de todos tiene cinco años y ella casi no habla mucho, pero se le nota la tristeza y duele ver que les va a quedar un trauma”, dijo el cónsul, al tiempo que pidió acceso a los datos de los pequeños.

El cónsul de México, Diego Gómez, aseguró que hay 3 menores de su país en Nueva York y manifestó que la unión con otras delegaciones diplomáticas pretende crear canales de cooperación que ayuden a los menores.

Entre tanto, Vicente Chinchilla, cónsul de El Salvador, mencionó que los datos recibidos por su oficina son tan vagos que solo tienen un estimado de que en todo el país hay entre 100 y 150 niños separados de sus padres, pero no hay nada concreto sobre el número de pequeños en Nueva York. “Sin esa información no podemos operar y creemos que lo ideal es que los niños viajen con sus padres. Pretendemos que las familias sean reunificadas, pero queremos dejar en claro que somos respetuosos de las leyes de este país, aunque no compartimos estas decisiones de separarlos”, dijo el salvadoreño.

El cónsul de Costa Rica, Rolando Mariscal, dijo que solo tiene conocimiento de un caso de un menor de ese país en la ciudad.

Temen que no vuelvan a ver a sus padres

Y mientras los cónsules coincidieron en que hasta el momento todo es incierto, debido a la negativa de la Administración Federal de compartir los datos de los niños de manera “transparente y clara”, el concejal Carlos Menchaca advirtió que si no se actúa con rapidez muchos menores, especialmente los más pequeños, podrían no volver a ver a sus padres y perderse en el sistema.

“Eso puede pasar si no se hace nada”, dijo el presidente del Comité de Inmigración del Concejo, quien advirtió que en especial le preocupa la suerte de un bebé de 9 meses de nacido que está en la ciudad y que fue separado de sus padres.

“Eso es algo tan fuerte que está pasando ahora y tenemos que enfocarnos en ese niño que tiene nueve meses y quien ni siquiera puede hablar para que se le haga justicia. Tenemos que reunificarlo con sus padres inmediatamente, porque tienen derechos y ni el Gobierno les puede quitar esos derechos”, comentó Menchaca.

El político dijo además que si el Gobierno Federal no suministra pronto los datos que están solicitando, podrían contemplar acciones legales.

“Vamos a explorar todas las opciones para parar a esta Administración que está creando una crisis de humanidad con estos niños y vamos a ver si vamos a usar las cortes, pero ahora nuestra prioridad es que nos den la información porque en este momento ni siquiera sabemos ni cuantos hay ni donde están sus padres”, concluyó el líder político de Brooklyn.